Archivo de la etiqueta: Música clásica

Piezas musicales valiosas


Por Aura María Bernalsinfonia

¿Qué género musical le gusta? La Biblioteca Octavio Arizmendi Posada  posee una colección de música para todos los gustos.

Aproveche los recursos. Lo  invitamos a que conozca la colección de música, compuesta por 405 títulos y 808 ejemplares, puede encontrar una gran variedad, con títulos que van desde clásicos como la 5ta Sinfonía de Beethoven, sonatas, conciertos para piano,  sinfonías de Mozart, Bach,  Vivaldi, entre otros, hasta música popular de  Carlos Vives,  Juanes y música colombiana en todos sus géneros (boleros, pasillos, bambucos, vallenatos, entro otros). También se pueden encontrar  géneros como el Blues, el Jazz, la Salsa, el Rock y más.

Muchos estudiantes encuentran en la música una ayuda al momento de realizar sus trabajos, especialmente los que requieren de la parte creativa, pues esto les permite explorar un poco más a fondo sus capacidades y les brinda cierta inspiración o euforia (dependiendo de la tonalidad y ritmo de la música).

 En la Sala de Recursos Especiales, puede acceder a los beneficios de la música,  cuando requiera alguna pieza en especial, este material se puede complementar con libros que contienen partituras para piano y guitarra, y algunos cancioneros. Puede consultar nuestro catálogo en línea Eureka! y allí encontrara lo que le agrade en géneros musicales.

Finalmente, dejo un recomendado: Las sinfonías en Do Mayor, “Jupiter” y “Linz”,de Mozart, interpretadas por la Orquesta de Cámara Inglesa, bajo la dirección del maestro: Jànos Darvas

 Solicítelo con la signatura topográfica: 784.2 S989c

2do piso Sala de Recursos Especiales

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general

Bogotá fue Beethoven


Por: Carmen Ruiz

bogota es beethovenDel 27 al 30 de marzo se celebró en Bogotá el I Festival Internacional de Música que bajo el lema “Bogotá es Beethoven” rindió homenaje al imprescindible compositor alemán. Fueron 4 días, 12 escenarios, 56 conciertos y más de 420 artistas de diferentes partes del mundo.

Ludwig van Beethoven (Bonn, 1870 – Viena, 1827) marcó un antes y un después en la historia de la música y su influencia posterior fue decisiva. Con una obra que abarca desde el período clásico hasta los inicios del romanticismo musical, las notas características del Sturm und Drang no podrían definirle mejor: la tormenta y el ímpetu, la tempestad y la pasión. Creo que así me imaginé desde pequeña a Beethoven. Mi madre, que había estudiado la carrera de música y piano, conservaba un retrato de él que presidía el cuarto de música de la casa en la que crecí. Recuerdo que me inspiraba un temor reverencial y una atracción inexplicable. Como Walt Whitman. Como la Belleza.

Sigo ávida de belleza, como los bogotanos, que agotaron las entradas al festival en plena Semana Santa. La música es la más espiritual de las artes, mueve el corazón y lo purifica. Al fin de al cabo, las sonatas, las sinfonías, los cuarteros, etc., no son más que historias, aunque con otro lenguaje. Y no podemos vivir sin historias. De entre las composiciones de Beethoven que tuve la suerte de escuchar quisiera destacar dos:

  • La Sonata para piano n° 8 en do menor, Opus 13, que tocó el pianista inglés John Lill. Escrita entre 1798 y 1799, cuando Beethoven tenía 27 años, y que fue subtitulada por el editor “Patetica”. Si la escuchan entenderán por qué. Cada uno de los tres movimientos es emoción, pathos, en estado puro. Sin duda, mi sonata favorita.
  • La Orquesta Sinfonía de Rotterdam realizó una interpretación poderosa de la  Tercera Sinfonía en mi bemol mayor, Opus 55, Eroica. El “héroe” de esta historia es Napoleón en quien Beethoven veía la encarnación de los ideales de la Revolución Francesa. En un principio le dedicó la sinfonía; sin embargo, cuando Bonaparte se autoproclamó emperador, Beethoven se enfadó tanto que borró la dedicatoria y sustituyó la “Marcha triunfal”, que constituía el segundo movimiento, por una “Marcha fúnebre”. La tormenta y el ímpetu del carácter del músico alemán manifestándose una vez más. Años más tarde, aquella “Marcha triunfal” original de la Tercera Sinfonía se convirtió en el último movimiento de la Quinta.

En la biblioteca contamos con la apasionada y conmovedora biografía de Beethoven (780.93 R749b) escrita en 1903 por Romain Rolland a partir de las fuentes originales (las cartas del músico, los testimonios de sus amigos). El cine también nos ofrece historias basadas, la mayoría libremente, en la vida del compositor alemán. Una de ellas es Immortal Beloved (1994), que toma su título de las cartas de amor que Beethoven escribió a una “amada inmortal” y misteriosa y que se encontraron a su muerte.  Otra es Copying Beethoven (2006) dirigida por Agnieszka Holland y protagonizada por Ed Harris. Esta película se basa en una ficción dramática centrada de los últimos años de la vida creativa del compositor cuando está terminando la Novena Sinfonía y necesita una copista que le ayude. La escena del estreno de la Novena es inolvidable, el cuarto movimiento está basado en la Oda a la Alegría, escrita en 1785 por el poeta romántico alemán Friedrich von Schiller. Tengo grabada también en mi memoria la escena del partido de fútbol en la película Dead Poets Society cuando Mr. Keating es llevado a hombros por sus alumnos y se escucha un fragmento de esta oda cantada por el coro:

[…] Quien haya alcanzado la fortuna

de poseer la amistad de un amigo, quien

haya conquistado a una mujer deleitable

una su júbilo al nuestro.

Sí, quien pueda llamar suya aunque

sólo sea a un alma sobre la Tierra

Y quien no pueda hacerlo,

que se aleje llorando de esta hermandad.

La segunda edición de este Festival Internacional de Música se realizará dentro de dos años y hará un homenaje a otro de los grandes compositores de la música clásica: Wolfgang Amadeus Mozart. Mientras esperamos que Bogotá sea Mozart y con ello una oportunidad de vivir de más musicalmente, nos esperan otras historias, nos espera el XIV Festival Iberoamericano de Teatro en el 2014. No se lo pierdan.

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general

Momentos musicales: los viernes de clásica en La Sabana


Por: Iván Alonso Alarcón

Mediodía lluvioso del viernes 25 de abril en el campus, la sombrilla no puede faltar y aunque el clima parezca ser amenazador puede más la sensación de entregarme a mi gusto musical  y asistir por vez primera a “Momentos musicales”, espacio creado en 2010 por Bienestar Universitario donde el último viernes de cada mes, los grandes e inmortales genios de una música inmune al tiempo se escapan de sus siglos para estar presentes por una hora en La Sabana.

Ya en la entrada muy puntual y luego de recibir el aperitivo (una bonita bolsa con sanduches, dulces y gaseosa) me encuentro con  el Profesor Ricardo Visbal y el Doctor Jaime Puerta, responsables no sólo de transmitir su saber musicológico (a través de anécdotas  y datos biográfícos), sino también de sorprendernos con el repertorio, invitando a los asistentes a comprender y reflexionar sobre las obras que se presentan.

Luego de unas breves palabras de apertura el tema con el que comenzó esta nueva temporada fue “La instrumentación: el difícil arte del diseño sonoro en la música clásica” en el cual se hizo un breve recorrido por algunas obras orquestales que sobresalen por la excelente calidad instrumental. La selección fue muy acertada, trayendo diversas composiciones que nos relatan ambientes y espacios, otras el virtuosismo del piano para luego conectarnos con las operetas de caballería (caracterizadas por su fuerza y contundencia), los romances de Josef Strauss, y algo de Mussorgsky con sus cuadros de una exposición, y finalmente algo de ballet (según peticiones de algunos participantes en sesiones anteriores). Y así terminó ese encuentro, los presentes aprendimos y disfrutamos con el repertorio.

Ya de salida y de regreso a la Biblioteca buscando traducir a palabras la experiencia musical vivida puedo concluir a título personal que la música clásica es sinónimo de complejidad, para otros tal vez aburrida; pero asistir a eventos como este, o asistir al Festival Internacional de Música en Cartagena, o a Ópera al Parque, constituyen guías imprescindibles para comprender la música a quienes les gusta este género.

Escuchar una pieza musical bien ejecutada siempre es bueno y aún más gracias a los dispositivos móviles, o la internet, así que para llegar a la música clásica se requiere de iniciativa, paciencia y curiosidad para finalmente descubrir la esencia de las obras y disfrutar de ellas. ¡Vale la pena¡

Nota: Si usted está interesado en asistir a estos encuentros puede comunicarse con Marta Cecilia Puerta jefe de desarrollo cultural en Bienestar Universitario al correo marta.puerta@unisabana.edu.co

Deja un comentario

Archivado bajo Eventos institucionales, Interés general