Archivo de la etiqueta: Lectura

Libros recomendados – Marzo 2017


Por: Editor del Blog

Dejamos a nuestros lectores, los libros recomendados por la Biblioteca para el mes de Marzo del año en curso.

!Esperamos sus comentarios¡

Deja un comentario

Archivado bajo Temas literarios

Libro recomendado – Febrero 2017


Por:

Editor del Blog

Dejamos a nuestros lectores el libro recomendado del mes de Febrero.

 

diapositiva1

Reseña tomada de:http://www.aceprensa.com/articles/la-chica-de-los-siete-nombres/

Deja un comentario

Archivado bajo Temas literarios

La lectura tiene incidencia en la salud, es para la mente como el gimnasio para el cuerpo


Por Alba Teresa Correa Merchan

Reconocer el valor que tiene la práctica de la lectura en la vida del ser humano, más allá de la parte académica, de un cumplimiento de tareas, de construir un hábito, se ha comprobado que tiene grandes aportes en la salud.
Con el interés de profundizar en los fundamentos de la lectura, consulté el término en Wikipedia y allí presenta la mecánica de la lectura, la cual comprende tres aspectos:

• “La fisiología permite comprender la capacidad humana de leer desde el punto de vista biológico, gracias al estudio del ojo humano, el campo de visión y la capacidad de fijar la vista.
• La psicología ayuda a definir el proceso mental que se lleva a cabo durante la lectura, ya sea en la fase de decodificación de caracteres, símbolos e imágenes, o en la fase de asociación de la visualización con la palabra…
• La pedagogía clínica se ocupa de los aspectos educativos en cuanto al proceso enseñanza-aprendizaje de la lecto-escritura, de los disturbios específicos de la lectura, y las habilidades necesarias para una lectura eficaz”. (https://es.wikipedia.org/wiki/Lectura).degradado-libros

Todo esto ha despertado mi interés, al identificar los beneficios que trae la lectura para el ser humano, algunos de ellos:
– Brinda conocimiento, paz al alma, eleva la capacidad de imaginación, suscita nuevos escritores, mejora la memoria, reduce el estrés, aumenta el vocabulario y la concentración.
– Previene el Alzheimer porque se convierte como en un gimnasio para el cerebro.

En los resultados obtenidos en las investigaciones realizadas por la Universidad de Yale y publicados en la revista Social Science & Medicine, estudiaron a tres mil personas durante 12 años para comprobar si los hábitos de lectura tenían incidencia en la salud. Cuánto tiempo se debe dedicar a un libro para extender la vida y concluyeron que “los lectores asiduos de libros experimentaron una reducción del 20 por ciento en los riesgos de mortalidad durante los 12 años de seguimiento en comparación con quienes no eran lectores”.

• Los científicos de la Universidad de Emory en Georgia, Estados Unidos, demostraron en sus investigaciones que la lectura, especialmente de novelas, parece mejorar tanto la conectividad cerebral como la empatía, además que al llevar una dieta saludable y hacer ejercicio, los libros promueven una “ventaja significativa en la supervivencia”. (Kukso F., 2013).

• En el Rincón del bibliotecario, en el artículo “Secretos íntimos del cerebro lector”, se plantea que lejos de ser una actividad marcada por la pasividad, leer ejercita las neuronas y modifica nuestro cablerío interior, también expone el investigador Manuel Carreiras que:
– “Cada vez que leemos, nuestro cerebro cambia. La lectura provoca alteraciones estructurales como todo aprendizaje” (…).
– “El cerebro es un órgano muy plástico y leer es para la mente como ir al gimnasio. Desencadena procesos complejos y automatizados. Por eso nos parecen tan simples”.
– “Para ejercitar la memoria y retrasar los síntomas del Alzheimer, la mejor recomendación es leer habitualmente y hablar una segunda lengua”.

• La lectura también conecta con la historia, Francisco de Quevedo expresaba “La lectura nos permite hablar con los muertos”, rompe las barreras del tiempo y del espacio, une culturas. Es increíble todo lo que desarrolla en el ser humano la práctica de leer un libro, especialmente de literatura, donde el lector termina involucrado con uno de los personajes, sufre, se enoja y muchas veces llora con quien vive estos sentimientos. (Kukso F., 2013).

Referencias bibliográficas:

Kukso Federico. (2016). Leer un capítulo por día de un libro: La fórmula para vivir más. Recuperado de: http://www.infobae.com/tendencias/2016/08/23/leer-un-capitulo-por-dia-de-un-libro-la-formula-para-vivir-mas/.
Kukso Federico. (2013). Secretos íntimos del cerebro lector. Recuperado de: http://www.revistaenie.clarin.com/ideas/Secretos-intimos-cerebro-lector-neurociencias_0_1009699058.html.

Para profundizar sobre el tema, sugiero la siguiente bibliografía:

Lectura. En la Biblioteca Octavio Arizmendi Posada:
372.4 L471. La lectura. Compiladoras Emma Rodríguez y Elisabeth Lager.
372.45 S642c 1989. Comprensión de la lectura: análisis psicolingüístico de la lectura y su aprendizaje. Frank Smith.
372.41 L471. La lectura. Coordinado por Emma Rodríguez y Elisabeth Lager.

Lectura y salud. Enlaces:
http://www.infobae.com/tendencias/2016/08/23/leer-un-capitulo-por-dia-de-un-libro-la-formula-para-vivir-mas/.
http://rincondelbibliotecario.blogspot.com.co/2013/10/secretos-intimos-del-cerebro-lector.html.
http://rincondelbibliotecario.blogspot.com.co/2016/11/como-conseguir-que-no-se-te-olvide-nada.html.

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general

La motivación de un buen lector


Por Guillermo Andrés Duque

La motivación que conduce a una persona a interesarse por la lectura, podría ser algo subjetivo, es un factor esencial para desarrollar el gusto por la lectura, para entenderla y fomentarla desde la particularidad del lector, ya que existen diferentes tipos de lectura, distintos perfiles de lectores y diversas circunstancias como: aprovechar el tiempo libre, una asignación académica específica, el trabajo, un gusto desarrollado previamente, entre otras.

 Ahora bien, iniciemos por revisar conceptos básicos como ¿Qué es un buen lector? ¿Qué es la motivación?

Un buen lector se define como:

“Un lector comprometido, es el que desea leer, el que encauza su conocimiento y estrategias para intenciones que siente como propias. Las condiciones externas son importantes y estimulantes para un lector particular. Pero también depende del sentido que pueda atribuir el lector al acto de leer”[1].

Desde la Psicología la motivación es descrita como “la necesidad o el deseo que activa y dirige nuestro comportamiento y subyace a toda tendencia por la supervivencia.”[2]

Según Frederick Herzberg “la motivación me indica hacer algo por que resulta muy importante para mí hacerlo”[3]

  También afirma que existen algunos factores internos y externos:

  1. Desde el interior, la existencia de un deseo o necesidad.
  2. Desde el exterior, la existencia de un fin, meta u objetivo, denominado también incentivo, en la medida en que se percibe o advierte como instrumento de satisfacción del deseo o necesidad.
  3. Elección de una estrategia de acción condicionada por la valoración de diversas opciones que actuará orientando y limitando la conducta tendiente a procurar el incentivo requerido para su satisfacción.[4]

 La experiencia también ha revelado que los lectores a los cuales se les impone o se les obliga a leer, generan rechazo a la lectura; ocurre lo contrario cuando se les estimula, creándoles la necesidad y proponiéndoles la lectura como apoyo al aprendizaje y para el desarrollo de competencias, ya  que la motivación por la lectura va muy ligada a las emociones, e intereses del lector, de ahí su subjetividad.[5]libro-de-lectura

 Los nuevos modelos pedagógicos han puesto su interés en un acercamiento temprano a la lectura, a identificar y fomentar la motivación en los pequeños lectores, según señala Antonio  Basanta Reyes, en su artículo “La pasión de leer, la lectura no puede ser improvisación, esta debe ser parte medular en cualquier programa educativo” (Basanta Reyes, 2011).

 Es así entonces, como se identifica que en los actuales modelos pedagógicos se han venido desarrollando nuevas estrategias para fomentar el hábito de la lectura desde la etapa más temprana de escolaridad, tales como:

  • Visitas a la biblioteca, donde el bibliotecólogo con ayuda de material didáctico, mediante la lectura en voz alta, logre captar su atención y hacer que su imaginación vuele, mediante la narración de historias y la representación de diversos personajes.
  • Los maestros en los colegios han puesto su interés en presentar planes lectores llamativos para sus alumnos.
  • Las editoriales, en un trabajo colaborativo, cada vez más se interesan por acompañar el proceso formativo desde el colegio y para enfocarlo claramente a un mercado potencial de clientes en el futuro.

 De igual forma, la lectura en casa es fundamental en el proceso formativo, para desarrollar la motivación, animándolos y asesorándolos en la elección de libros, de acuerdo con la edad y los intereses del niño, en el cual su padre o madre narran de forma pintoresca el contenido, con juego de voces, sonidos, entre otros, involucrando los sentidos y creando relaciones entre el contenido y su vida cotidiana.

 Las bibliotecas públicas y privadas también han abierto su portafolio de servicios, han optado por diferentes estrategias para captar la atención de sus usuarios y para fomentar también el gusto por la lectura, han organizado clubes de lectura, encuentros de lectura en voz alta, charlas con autores e incluso talleres sobre promoción de lectura, que lleven al lector a descubrir nuevos horizontes, que aporten nuevos conocimientos, sugeridos por los autores a través de sus escritos.

 El hábito de la lectura contribuye al desarrollo de un sinnúmero de habilidades para la vida escolar, universitaria, profesional y personal, puesto que cultiva el intelecto, mejora la agilidad mental, se da con mayor fluidez la redacción, perfecciona la ortografía, desarrolla la inteligencia, ejercita la memoria, además, fomenta la disciplina mental, la concentración y ayuda a ser un mejor interlocutor, orador y como la cereza del pastel, te hace más culto e interesante.

 La Biblioteca, en cabeza del Dr. Luis Fernando López (Director de Biblioteca) lidera junto a Carmen Ruiz González (Jefe de Asesoría Bibliográfica), el programa de clubes de lectura para estudiantes, funcionarios administrativos y profesores además de las veladas literarias.

Estos espacios han sido diseñados en aras del fomento y  promoción a  la lectura dentro de la comunidad académica. Mensualmente la Biblioteca se convierte en anfitriona de los asistentes a los clubes,  allí los lectores exponen sus ideas y comentarios acerca de las lecturas que los convocan y disfrutan de un tiempo de esparcimiento en medio de un ambiente literario

Dejo para ustedes la programación de Diálogos en la Biblioteca del mes de Noviembre.

diapositiva16

[1].   Solé, Isabel. Universidad de Barcelona. Sinergias entorno a la lectura. Consultado mayo 25 de 2015, disponible en línea:

http://www.cepalcala.org/upload/novedades/archivo_noticia_19_10_09_01_48_26.pdf

[2].   Universidad de Alicante. Facultad de Psicología, La motivación. Consultado mayo 22 de 2015 disponible en línea:

http://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/12917/9/Tema%209.%20Motivaci%C3%B3n%20y%20Emoci%C3%B3n.pdf

[3].   Herzberg Frederick, La motivación. Consultado abril 17 de 2015, disponible en línea:

     http://clase-psicologiadelconsumidor.blogspot.com/p/elementos-basicos-de-la-motivacion-y.html

[4].   Ídem.

[5]     Elsa M. Ramírez Leyva. Investigación bibliotecológica vol.23 no.47 México ene. /abr. 2009.Consultado mayo 25 de 2015, disponible en línea: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0187-358X2009000100007

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general

El poder de las Bibliotecas


Por Ana María Quintero Cardozo (Estudiante de licenciatura en Pedagogía Infantil)

Si me preguntas cuál es mi lugar favorito te diré que es mi sala: tengo una hamaca y dos estantes con más de 300 libros que comparto y disfruto todos los días. En mi localidad, mi espacio de preferencia es la Biblioteca Pública Julio Mario Santodomingo y en la Universidad, la zona verde que rodea la Biblioteca en compañía de un buen libro. Como es deducible, una de las cosas que más amo en el mundo es volar con alas de papel. Adoro la sensación de recostarme sobre el lomo de un buen libro y recorrer valles, bosques, selvas o desiertos, topándome con caballeros, dragones, estrellas, profetas, científicos, filósofos, hombres, mujeres o niños. Soy estudiante de Pedagogía Infantil y un día mientras leía, supe que en la vida mi misión era ser libre y ayudar a otros a encontrar su libertad con ayuda de los libros y las bibliotecas.2.jpg

 En ese orden de ideas, lo primero que hice antes de matricularme en la Sabana fue visitar la Biblioteca Octavio Arizmendi Posada. Mi mamá, que es egresada, me había contado de ella así que estaba ilusionada. Entré bienvenida por Lucy, la vigilante a cargo, y recorrí rincón a rincón los espacios de lectura y anaqueles disponibles. Le agradecí al cielo que hubiese estantería abierta (no fui usuaria de una así sino hasta cumplir 16 años,entré a la universidad a los 18) y tuviera cupo para alquilar 5 libros con la posibilidad de renovarlos hasta por un mes. Así que una vez adentro, me vi en la tarea de conocer al equipo de la biblioteca y utilizar los servicios que me ofrecían: la hemeroteca, la antigua Sala de Recursos Especiales, los libros recomendados, las capacitaciones en bases de datos y por supuesto, las actividades de Promoción de Lectura lideradas por Carmen Ruiz.

 Aunque me gustaba leer, la ficción no era lo que más me atraía. Sin embargo, una vez me invitaron al Club de Lectura y me encantó compartir con otros mis impresiones del libro propuesto para esa fecha. Luego me animé a asistir a una Velada Literaria con tanto gusto que procuré en el futuro no perderme ninguna. Hoy me declaro una amiga inseparable de los libros de ficción. Y es que ese es, justamente, el poder que tienen las bibliotecas: la capacidad de abrir las puertas y seducirte cuidadosamente hacia temas y autores que jamás hubieses pensado, pero que una vez conoces y exploras ya no puedes dejar. Quieres crecer con ellos y sentir el placer de ver la vida cada día con mayor perspectiva. Además, en la biblioteca encuentras a otros a quienes también les puede la curiosidad y con quienes compartes gustos e intereses… No me creerás pero a dos de mis cinco mejores amigos los conocí en la biblioteca de la universidad. El primero es Martín, mi padrino y la segunda es mi gran amiga, vecina y compañera de aventuras, Carolina.

Jpeg

La Biblioteca es un lugar de diálogo en donde encuentras voces diversas que una vez sintieron necesario plasmar en palabras su experiencia de vida. Hay tanto que aprender con cada libro y autor… Yo personalmente, lo vivo como un continuo enfrentamiento conmigo misma: he llorado, reído y me he depurado, dejando ver cada más mi esencia. Todo por la libertad que encuentro en la lectura y la diversidad de una buena colección como la de la Biblioteca Octavio Arizmendi Posada. Sin esa oportunidad, mi vida sería distinta. No diría que peor, pero sí menos abierta y enfocada en el aprendizaje. Tal como  Lopepe Lomong, el protagonista de Correr para Vivir, tenía claro su propósito: hacer visible ante el mundo la realidad de Sudán del Sur por medio de su rendimiento como atleta. Yo sé que lo mío es compartir la capacidad de crecer y viajar que ofrecen los libros desde las bibliotecas por medio de mi emprendimiento.

 Desde enero de este año soy bibliotecaria: los libros de mi casa están al servicio de mis amigos, vecinos y familiares, quienes los pueden alquilar por $3000 durante un mes o consultar en mi sala. De esa manera se aprovecha mi colección, nos conocemos más unos a otros y se hace sostenible la operación y el servicio que ofrezco. En este momento hay 20 bibliotecas como la mía y el reto más importante es descubrir cómo atraer al círculo cercano de cada bibliotecario casero (como llamo a los dueños de los libros) para que se acerque a las bibliotecas caseras y se anime a tejer lazos por medio de la lectura. Mi emprendimiento se llama Anaqueles y lo sueño como una empresa que empodera a las personas para que contribuyan a sus comunidades propiciando espacios de paz, confianza y libertad, mientras generan ingresos por ello.

Con el apoyo del Semillero de Emprendimiento e Innovación Sabana (que me animó a postularme) y al Centro de Tecnologías para la Academia (que me eligió), tuve la oportunidad de contar mi idea en una charla TEDx, titulada Creemos juntos la biblioteca más grande del mundo en la que invito a las personas a confiar más en sus amigos y familiares prestándoles sus libros; a cuestionarse si el dicho “tonto aquel que presta un libro, pero más tonto aquel que lo devuelve” es cierto. Porque, si algo me han enseñado las bibliotecas, es que si quiero crecer y disfrutar la lectura, debo estar dispuesta a romper mis paradigmas y a compartir mis hallazgos con otros.13920485_10209618208312611_5069288689923910380_o

  Pararme en frente del público a hablar del poder tan grande que tienen los libros y cómo las bibliotecas son naves que te pueden transportar en instantes al laboratorio de Marie Curie, Júpiter o al Más Allá, fue una experiencia maravillosa. Tuve 25 días para prepararme y aprender a confiar en mí y mi capacidad de transmitir mi misión personal. Estoy convencida de que todos vinimos al mundo por algo. Yo vine a cultivar el amor y la libertad desde las bibliotecas caseras. Lo supe un día leyendo en un sillón del Centro Cultural Biblioteca Pública Julio Mario Santodomingo. Mi invitación es a que escuches en tu interior el llamado que está impreso para ti desde el momento en que te concibieron. En mi caso estoy dejando que esa intención me lleve hasta donde sea posible. Hay que estar atento para cuando se manifieste… ¡tal vez sea un día leyendo! Me entusiasma la idea de que en bibliotecas como la Octavio Arizmendi Posada, muchas personas como yo descubran su pasión y su propósito de vida gracias a un libro.

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general

Las Biblioestaciones: un espacio no convencional de lectura


Por: Viviana Hernández Monroy

En los metros de algunas ciudades como Madrid, Santiago de Chile o Medellín, se han abierto puntos de préstamos de libros y lecturas para que los usuarios puedan leer durante sus desplazamientos en el transporte público. Son los llamados Bibliometros. Gracias a este servicio de pequeñas bibliotecas, ciudadanos de todos los niveles sociales pueden acceder a libros que, sin duda alguna, se convierten en una especie de antídoto para el estrés con el que se vive en las grandes ciudades.

 La ciudad de Bogotá ofrece desde el año 2008 un servicio similar en algunas estaciones y portales de TransMilenio. Estas Biblioestaciones forman parte de un gran proyecto liderado por Fundalectura, con el apoyo de la Secretaría de Educación, para promocionar y difundir la lectura en espacios no convencionales dentro de la ciudad.

 biblioestacion portal suba

Imagen tomada de : http://fundalectura.org/?module=proyecto&ms=13

Cada Bibloestación cuenta con cerca de mil libros de literatura e informativos para usuarios de todas las edades. Por su parte, un equipo de promotores de lectura se encarga de afiliar a las personas interesadas en este servicio, recomendar lecturas y  realiza el préstamo de los libros[1].

¿Dónde se encuentran?

  • En los Portales de: Usme, Américas, Suba y Sur.
  • En las Estaciones: Ricaurte y Av. Jiménez.

mapa biblioestaciones

Imagen tomada y modificada de: https://goo.gl/6rPNxr

 ¿Cómo funciona?

 El préstamo de los libros es gratuito.

  • Se pueden llevar en préstamo hasta 3 libros.
  • El préstamo de los libros es por 15 días y pueden ser renovados una vez por otros 15 días hábiles.
  • No es obligatorio devolver los libros en la estación en donde se solicitó el préstamo, se pueden entregar en la estación más cercana al usuario
  • El horario de servicio de las Bibloestaciones es de lunes a viernes de 3:00 p.m. a 8:00 p.m. y los sábados de 10:00 a.m. a 2:00 p.m.[1] 

    Servicios de promoción de lectura como estos no serían posibles si no se involucra a la ciudadanía, pues es el voz a voz lo que hace que cada día más personas se interesen por la lectura y se beneficien con este tipo de alternativas disponibles para todos.

     

[1] Fundalectura. Consultado el 9 de abril del 2016. (Online). Disponible en:http://fundalectura.org/?module=proyecto&ms=13

[2] SITP. Consultado el 11 de Abril de 2016. (Online). Disponible en: http://www.sitp.gov.co/Publicaciones/biblioestaciones_mas_libros_para_mas_lectores

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general

Hay que leer, pero ¿cómo leer?


Por: Felipe Contreras

Un año más celebramos la Feria del Libro en Bogotá. En cada feria se resalta la importancia de los libros y de la lectura para el desarrollo de la sociedad y la cultura de cada país, en nuestro caso, Colombia. Pero no se puede hablar de cultura sin referirnos a los hábitos y costumbres en cualquier ámbito: el hogar, el educativo, en nuestros colegios. Pensemos un poco en el hábito de la lectura y en cómo inculcarlo mejor desde pequeños.lectura

En el marco de la conmemoración de los 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes y William Shakespeare, asistí a una velada literaria en la que redescubrí a un Cervantes muy distinto al que yo recordaba de mi época escolar y de la tediosa lectura obligada del Quijote y sus larguísimas páginas. La velada estaba conducida por profesores expertos, pero sobre todo, apasionados, quienes explicaron de una forma excepcional la importancia, el contexto histórico y lo que quería expresar Cervantes con aquel caballero, su escudero y su gran batalla con los gigantes de aspas. La emoción con la que hablaban se fue contagiando entre todos los asistentes reunidos en una pequeña sala. Y, en un momento, ya no estábamos allí sino viajando por la España cervantina, adentrándonos en sus costumbres, riéndonos con las anécdotas de la vida de estos escritores, comprendiendo sus sufrimientos, sus luchas, etc. Pude sentir que Cervantes también me estaba hablando a mí, 4 siglos después. Me emocioné.

 No soy un lector muy dedicado, pero ahora me pregunto qué hubiera pasado si durante mi primaria y secundaria hubiera tenido profesores, como los de la velada, que me hablaran con esa pasión y conocimiento profundos. Por supuesto, debo reconocer que no todos los docentes con los que me topé en mi vida fueron aburridos, hubo una que me despertó ese interés por la lectura, como también lo hizo mi mejor amigo en la secundaria. Tampoco podría culpar a mis padres que medianamente me acercaban como podían a algunos libros. Mi punto es que se debería trabajar más en ello: encontrar personas apasionadas por la lectura, para que enseñen cómo leer un libro, cómo disfrutarlo, cómo atraerlo con críticas y comentarios que deslumbren al niño y al joven lector. Para que éste se apasione con los clásicos y no tan clásicos, como los bestsellers que merezcan la pena. Para poder rescatar y sacar del olvido pesado a Cervantes, Shakespeare, Dante, Homero…

 De acuerdo, hay que leer, pero si hay alguien (un gran amigo, un maestro) que pueda recomendar un buen libro, que nos hable de él, que nos entusiasme, será más fácil y más agradable.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general