Archivo de la etiqueta: Conducta lectora

Televisión y hábitos de lectura


Por: Adriana Bello

Como consecuencia de la globalización, herramientas como la televisión e Internet han venido tomando fuerza dentro de las más utilizadas por la niñez y la juventud contemporánea. Como resultado de esto, otro tipo de actividades ─como la lectura─ han sido relegadas alterando el normal desarrollo de los jóvenes y por ende moldeando un prototipo de adulto que no es fácilmente adaptable a los ideales de la sociedad actual.

Un ejemplo claro de lo anteriormente expuesto, es el estudio realizado por un equipo de científicos de la Universidad neozelandesa de Otago. Esta investigación se centró en calibrar el tiempo que un millar de niños nacidos entre 1972 y 1973, pasó frente al televisor durante diez años, de los 5 a los 15 años de edad. Al llegar a la edad adulta, el estudio nos muestra una relación directa entre el tiempo transcurrido en frente del televisor y el comportamiento agresivo y antisocial del adulto joven.

Paralelo a esta investigación y más específicamente en el caso colombiano, nos encontramos con un estudio realizado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (EIA). Según el estudio, seis de cada diez niños evaluados no lograron superar las pruebas de comprensión de lectura ubicando a Colombia en último lugar entre 45 países evaluados.

niñostvSi bien no podemos concluir de manera radical que hoy en día nuestra infancia está utilizando todo su tiempo libre frente al televisor, perdiendo la oportunidad de adquirir hábitos de lectura que podrían enriquecer académica y socialmente su formación, es claro que existe una relación directa entre la agresividad, el tiempo frente al televisor y la reducción en los hábitos de lectura.

De esta manera, el papel de la escuela, la familia y la biblioteca y sus proyectos de promoción de lectura toman gran importancia como agente de cohesión social, ya que se reinsertan en los proyectos sociales con objetivos claros e ideales puntuales de progreso comunal e individual. En el hábito de leer no solo está implícita la posibilidad de crear e imaginar nuevos mundos, sentimientos y emociones. No olvidemos que la la lectura también nos brinda beneficios como:

–    Enriquecimiento del vocabulario
–    Aprender a pensar
–    Aprendizaje de ortografía
–    Conocer otros mundos
–    Apropiarnos de la cultura
–    Aprender a elegir
–    Aprender a expresarnos
–    Ser autónomos
–    Desarrolla la imaginación

¡Así que a apagar el televisor y tomar un buen libro!

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general

Manual del buen promotor


Por: Luis Fernando López

En los últimos días de agosto participé en la segunda jornada de Biblioteconomía organizada por Jorge Peña Zepeda director de la biblioteca de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, evento programado en el marco de la 25 Feria del Libro del estado de Hidalgo y llevado a cabo en el Polideportivo de la Universidad en la ciudad de Pachuca. La invitación del Dr. Peña Zepeda me permitió compartir nuestra experiencia frente a los retos del desastre natural que sufrimos el año anterior y cómo estos hechos, citando a nuestro Rector  fueron para bien, ya que nos permitieron repensar nuestra biblioteca partiendo desde la planta física hasta nuestra presencia y actividad en las redes sociales, así como con nuevas actividades para acercarnos y vincular más a nuestros alumnos y en general a nuestros usuarios, pero para no repetir les dejo la presentación que hicimos con Manuel García, uno de los responsables de este blog.

Durante estos días pude escuchar entre otras la presentación del Dr. Jorge Peña, con su experiencia como investigador nos habló del Aprendizaje basado en Investigación para que desde nuestro oficio en la biblioteca centrados en el aprendizaje nos concentremos más en el proceso de cómo llegan a las respuestas más que en la respuesta misma y por ende que la biblioteca la proyectemos como una extensión del salón de clases y llegue a convertirse en un centro de innovación educativa.

El maestro Juan Angel Váquez de la Universidad de ciudad del Carmen nos hizo un muy agradable recorrido por las bibliotecas del entorno nacional mexicano con una muestra fotográfica de las bibliotecas enseñando las diferencias arquitectónicas que se adaptan a los distintos entornos ambientales y climáticos y nos mostró interesantes cifras del entorno educativo y bibliográfico mexicano. También pude participar en la conferencia del Maestro Felipe Garrido en su conferencia titulada El Buen Lector y una buena parte de su contenido se encuentra en el libro de su autoría Manual del Buen Promotor una guía para promover la lectura y la escritura y que nos presentó al inicio de su charla. Nos recordó que para un maestro y para un bibliotecologo es “obligación” ser lector pues no concibe un buen desempeño en ambas profesiones sin cumplir este requisito e insistió en la necesidad de formar lectores por gusto y no solo lectores utilitarios. Como un maestro y un bibliotecólogo tienen como misión ayudar y formar a sus alumnos recomendó que acumuláramos “suficientes” lecturas entendiendo como lo explica en su libro “suficientes” como las necesarias para ayudar a las personas a quienes sirven, mientras más mejor. Fue una interesante charla que concluyó dando 4 razones de mucho peso que explican porqué debemos formar lectores por gusto y que me permito transcribir

1. El nivel de comprensión se incrementa cuando eres lector por gusto.

2. El lector por gusto desarrolla tres formas de pensamiento: el abstracto que permite desarrollar ideas, el utópico que permite imaginar y el pensamiento crítico que permite poner en duda no solo lo que dicen los demás sino incluso lo que decimos nosotros mismos.

3. Hay una relación directa que se cumple en un 99% entre lectura y rendimiento escolar

4. Los lectores autónomos siguen desdoblando su vida a través de la lectura.

Para finalizar les recomiendo el libro del maestro Garrido pues lo escribe desde su vivencia y experiencia como incansable promotor; allí nos recuerda que el gusto por la lectura y la escritura no se enseña, se contagia y que ocuparnos de acercar la lectura a quienes estén a nuestro alcance es una de las manera concretas de hacer mejor el país en que vivimos.

En nuestra biblioteca pueden encontrar esta práctica y sentida guía del maestro Garrido con el número topográfico 372.41 G241m. Seguro lo disfrutarán.

Deja un comentario

Archivado bajo Temas académicos

Hábitos de lectura


Por: Adriana Bello

A partir de los resultados presentados por la Secretaría de Cultura sobre los hábitos de lectura en la capital del país, surge una serie de interrogantes en torno a esta actividad y principalmente en torno a las estrategias planteadas por el Estado para la promoción de lectura en el país. De acuerdo con la consulta, realizada a 13.400 personas de la zona urbana de Bogotá, el índice de lectura muestra un detrimento marcado; los capitalinos leen en promedio un libro al año, uno de cada tres Bogotanos no lee y un alto porcentaje de capitalinos manifiesta preferencia por el cine y el uso de redes sociales como Facebook o Twitter.

¿Cual es el papel de las bibliotecas universitarias? y ¿Cómo pueden estas ayudar al incremento de la lectura en ambientes ajenos al entorno académico?

Desde su inicios, el termino “biblioteca” estuvo estrechamente relacionado con un ámbito exclusivamente académico y a partir de ahí, ha sido complejo ligarlo a un contexto de esparcimiento y relajación como lo son los deportes o el Internet (en la actualidad). De esta manera, se pretende que el papel de las bibliotecas sea el de socializar el conocimiento vinculándolo a contextos cada vez mas cotidianos.

Hoy en día, el desarrollo de la biblioteca digital nos brinda una excelente herramienta para este proceso de socialización. Este concepto no es nuevo y luego de una serie de discusiones en torno a su definición y función, se dilucida su formación en relación a un trabajo interdisciplinario, donde expertos en comunicaciones, ingenieros de sistemas y creadores de bases de datos, entre otros, denotan una participación de intereses de varios sectores comerciales.

Las posibilidades que brinda la Web 2.0 nos permite hacer uso de esta herramienta para incentivar la lectura en entornos que hoy en día son mas usados por la población bogotana y que requieren una guía de uso adecuado para su mayor provecho. Por lo tanto, este ámbito cibernético es la puerta de entrada para el proceso de socialización del conocimiento y una correcta estrategia de promoción de lectura.

Finalmente, es importante resaltar la importancia del trabajo interdisciplinario en la promoción de lectura. Pues este tema hace parte de la cotidianidad de las personas y por tal razón nos sumerge en un ámbito cultural que debe ser tenido en cuenta por científicos sociales en investigaciones que integren las demás disciplinas a un análisis conveniente para el incremento de la lectura en las actividades de las personas.

Deja un comentario

Archivado bajo Temas académicos

Internet: incidencia cultural e intelectual


Por: Yanet Tello Viteri

“Mientras disfrutamos de las bondades de la Red ¿estamos sacrificando nuestra capacidad para leer y pensar con profundidad?”

De nuevo Internet cuestionado,  y esta vez acerca de cómo influye en las capacidades lectoras y en el modo de conocer.  Se dividen las apreciaciones, algunos destacan cómo la Red facilita el acceso a una mayor cantidad de información en menos tiempo, lo que permite al cerebro asimilar más datos y reaccionar a los estímulos con mejores reflejos.

En esta oportunidad el escritor americano, Nicholas Carr [1] quien con base en una intuición salida de su propia experiencia observó cómo había perdido su capacidad para leer textos largos, se había acostumbrado a los acelerados cambios de pantalla que le permitían acceder a distintas fuentes de información en chispazos instantáneos, con la dolorosa consecuencia de que le costaba concentrarse en secuencias de textos más extensos, apreciaciones que lo llevan a cuestionar las bondades de la Red, dice que:

  • El uso constante de la web está afectando la biología cerebral y alterando la forma de pensar ya que da paso a la superficialidad y a la distracción.
  • Las primeras víctimas son la atención y la concentración, pues Internet facilita el acceso a una gran cantidad de contenidos a cambio de no permanecer con la mirada fija en ninguno de ellos
  • La pantalla privilegia lo visual. Internet favorece las comunicaciones intuitivas transmitidas en códigos icónicos
  • El escrito lo mental.  El papel invita al diálogo reflexivo y por tanto crítico y creativo, todo necesita un tiempo de maduración para poder ser asimilado
  • Internet nos quita ese tiempo, a la vez que lo desperdicia al mostrar continuas invitaciones al consumo de datos, imágenes y sonidos muchas veces irrelevantes.
  • Se está devaluando lo que solía ser central el pensamiento intelectual, el pensamiento profundo y creativo de los científicos y pensadores.

La mente según los expertos, es que buena parte de las más profundas, conceptuales, críticas y creativas vías de pensamiento son posibles al aislarse de todo tipo de distracciones pero Internet lo que permite es inducir a participar de una distracción permanente, lo que propicia mentes superficiales incapaces de pensar profundamente, de analizar, de concentrarse

Igualmente hace alusión a que desde el punto de vista neurológico y cerebral no es lo mismo leer un libro en soporte de papel que un libro electrónico, ya que leer en una pantalla es una experiencia muy diferente, el electrónico es una tecnología del mismo modo que Internet es una tecnología, el libro en pantalla no aísla de otras distracciones, como mensajes, videos, audios, e-mail, Facebook, etc., es evidente que resulte más difícil leer con atención a diferencia de una página de papel pues cuando se abre un libro la característica esencial es que se aísla del entorno y de todo tipo de distracciones.  La atención se centra en la historia, el argumento por un período de tiempo, el libro enseña a prestar atención.

El nuevo tipo de lectura se caracteriza ahora por una rápida sucesión de ojeadas a titulares llamativos, etc., identificado por los expertos como una mutación de los mecanismos mentales y físicos adaptados durante siglos para la lectura.

Finalmente dentro de la diversa gama de profesionales en todas las áreas del conocimiento que están investigando en torno a la temática sobre las implicaciones del uso de Internet expuestas en este escrito, entre otros, como J. Grafman, Jefe de la Unidad de Neurociencia Cognitiva del Instituto Nacional de trastornos Neurológicos de Estados Unidos, explica que el constante desplazamiento de la atención cuando se está online  hace que el cerebro sea más ágil a la hora de realizar múltiples tareas, pero mejorar la capacidad multitarea perjudica la capacidad para pensar profunda y creativamente. Asegura Grafman que a más multitareas, menos deliberación, menor capacidad de pensar y razonar un problema, además no rendirá lo mismo que si se centrara en una sola cosa cada vez, la “nueva riqueza en inteligencia visual-espacial, va de la mano con un debilitamiento de las capacidades para el tipo de procesamiento profundo en el que se basa la adquisición consciente de conocimiento, el análisis inductivo el pensamiento crítico, la imaginación y la reflexión (Science, 2009),  aquí cabría lo que dijo el filósofo romano Séneca “estar en todas partes es como no estar en ninguna parte”.

El debate en torno a Internet queda planteado y abierto en cuanto a que así como se aprecian las ventajas también surgen cuestionamientos que se podrían reflexionar en torno a que la acción humana se impone sobre el objeto técnico ya que se debe atender el por qué y para quién de su uso, antes que al cómo.


[1] Adelantó sus estudios universitarios en la Universidad de Harvard. Profesor de literatura, colaborador habitual de medios como The Guardian o The New York Times, miembro del Consejo Editorial de Asesores de la Enciclopedia Británica, se desempeñó como director ejecutivo de la Harvard Business Review entre otros. Es un prestigioso analista del impacto de las nuevas tecnologías sobre la sociedad contemporánea, nominado a los premios Pulitzer 2011 con uno de sus libros.

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general, Temas académicos

¿Por qué leer en voz alta?


Por: Adriana Bello

La lectura transporta la mente a un mundo de experiencias y sensaciones de acuerdo a las diferentes prácticas sociales y culturales de la persona. De igual manera, ayuda en el proceso y fortalecimiento del conocimiento individual y comunitario para permitir la creación de juicios personales que permiten un análisis de la realidad de su entorno.

Partiendo de lo anterior, la lectura en voz alta permite exteriorizar estos juicios dados por la lectura individual y personal creando espacios de socialización y debate. Dadas sus características, este estilo de lectura se ha popularizado a nivel global, privilegiándolo en diferentes contextos en los que se usa como medio de rehabilitación, socialización (reinserción) y desarrollo cognitivo; como por ejemplo en espacios de poblaciones vulnerables (hospitales, colegios, cárceles, fundaciones) o en instituciones cuyo objetivo es el desarrollo académico del ser humano (instituciones académicas).

Entendido esto, es de vital importancia el rol del lector en el proceso de lectura en voz alta. Llegar a ser lector y aprender a serlo es un proceso complejo que depende del entorno social y cultual en el cual se trabaje. Pues además de la necesidad de tener acceso directo a los textos, se ayuda de las pautas culturales de su entorno laboral.

Para concluir, a pesar del desarrollo de la lectura en voz alta en las últimas décadas, es fundamental no restringirla o limitarla a usos y espacios mencionados con anterioridad. De esta manera, se podría pensar en nuevos espacios donde la lectura en voz alta pueda ser difundida y usada en otros contextos que puedan ayudar al desarrollo del conocimiento como por ejemplo clubes de lectura, asociaciones, grupos de estudio, entre otros. Finalmente, es importante resaltar que esto último se ha venido desarrollando lentamente en espacios tecnológicos como internet donde encontramos aplicaciones que permiten acceder a un audiolibro con facilidad permitiendo popularizar mas este medio y ganando adeptos a nivel mundial.

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general