Archivo de la etiqueta: Bibliotecas-Innovaciones tecnológicas

Medición del impacto de la Web 2.0 en las bibliotecas


Por: Clara Cecilia Rico

Navegando por el Blog de Alfredo Vela, TICS y formación en el que se habla sobre el tema de social media,  encontré una interesante infografía sobre 5 métricas para medir tus Redes Sociales que llamó mi atención.

En artículos anteriores he hablado acerca del uso que podemos dar a diferentes herramientas que nos da la Web 2.0. En esta ocasión quisiera mostrarles por medio de esta infografía la posibilidad de conocer el impacto de las mismas, identificando si es o no rentable mantenerlas y si el tiempo invertido y el costo económico realmente trae beneficios a nuestras unidades de información.

El artículo Revisión y Propuesta de Indicadores (KPI) de la Biblioteca en los medios sociales escrito por Nieves González junto a otros autores, nos plantea que las Bibliotecas emplean la Web 2.0 para  buscar información, difundirla, organizarla y compartirla. ¿Pero estamos midiendo el impacto de esta labor?. En ocasiones pensamos que solo se mide por el número de seguidores de nuestros perfiles en las distintas herramientas, pero en realidad podemos conocer mucho más considerando el objetivo final con el cual empleamos nuestras herramientas Web 2.0.

infografia_5_metricas_social_media

Vela nos presenta cinco métricas en social media para  evaluar la comunicación basándose en cinco herramientas Web 2.0: Blogs,  Twitter, Facebook, Youtube y Linkedin. Las métricas resultantes son:

  • ACTIVIDAD, entendida como el esfuerzo de comunicación en los distintos canales.
  • TAMAÑO DE LA COMUNIDAD, la audiencia a la que llegamos.
  • VISIBILIDAD total de menciones de la empresa, sus productos o marcas.
  • INTERACCIÓN, la reacción que generan nuestras publicaciones.
  • DIFUSIÓN, entendida como el tamaño real de impacto de estas herramientas a través de la viralización (retuits, contenido compartido, etc.).

Si desean ahondar más en el tema les recomiendo también los siguientes enlaces:

Medir el impacto de la 2.0 en la Biblioteca

Las bibliotecas en las redes sociales, más allá de los “amiguitos”

1 comentario

Archivado bajo Temas técnicos

Los avances tecnológicos y las bibliotecas


Por: Aura María Bernal

En los años 60 se da inicio a la web, en sus comienzos su propósito era solamente informativo, es decir que los usuarios no tenían interacción mas que leer o ver la información e imágenes que estaban contenidas allí y es conocida como la  Web 1.0. Con su evolución se llegó a la Web 2.0  en la cual el usuario podía producir información e interactuar con otros usuarios, los sitios mas destacados en la web de segunda generación son las conocidas redes sociales  (Facebook, Twitter ) o los blogs, donde un usuario puede acceder a la información y además puede dejar sus comentarios, respuestas opiniones etc., y también puede conectarse, comunicarse e interactuar y relacionarse con otros usuarios.

Las bibliotecas no fueron indiferentes a estos cambios, por lo cual se desarrollaron nuevas herramientas que facilitaran el acceso a la información por parte de los usuarios considerando los entornos sociales digitales en los que se desenvuelve actualmente. Un ejemplo de esto son los sistemas de descubrimiento como Eureka donde el usuario puede acceder a toda la información sin importar el tipo de soporte en el que se encuentre en la red (E-Book, video, seriada, libros impresos, entre otros.). Cabe aclarar que no toda la información que se encuentra por Eureka se encuentra disponible en la Biblioteca Octavio Arizmendi Posada, se debe filtrar desde allí para saber qué se tiene. Por ejemplo, en una búsqueda general se digita “la montaña mágica” y nos arroja 197 resultados, sin embargo si filtramos por Disponible en la Biblioteca vemos que solamente se tienen seis resultados de esta búsqueda. Es así como podemos ver la interacción de los sistemas y la recuperación de la información. La tecnología no se detiene y seguirá evolucionando, y con ella las bibliotecas.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Temas técnicos

Innovación y emprendimiento desde la Biblioteca


Por: Clara Cecilia Rico

Tomando como base el blog de Nieves González, retomo el artículo de Brian Mathews, “Piensa como una startup” en el cual plantea que siempre debemos mirar las cosas hacia afuera y no mirarnos tanto hacia adentro, debemos tener una idea que rompa con los paradigmas bibliotecarios que existen. ¿Cómo podemos hacerlo mejor?, esa es la pregunta que tenemos muchos en nuestras unidades de información: ¿Referencia a través de mensajes de texto?, ¿Préstamo de computadores portátiles, de tabletas?, ¿Capacitaciones virtuales?, etc. No hay nada de malo en ello, pero debemos ir más allá de nuestra imaginación, ir más allá de nuestras propias capacidades, tener ideas que rompan los modelos establecidos, fue lo que muchos de los grandes científicos e inventores del pasado hicieron.

La pregunta principal, de la cual podemos partir para buscar esas nuevas ideas es ¿Cómo pueden las bibliotecas ayudar a los estudiantes del siglo XXI?, con ese derrotero marcado podemos comenzar a soñar nuevas cosas, de lo contrario, seremos considerados solamente los guardianes del acceso remoto a las bases de datos, en lugar de las autoridades de la información y podemos terminar siendo un servicio más de la Universidad, como el restaurante o los parqueaderos. Más que el alma intelectual de la institución en la que nos encontremos, con o sin nosotros, la naturaleza de la información, de la creación de conocimiento y de compartir contenidos evolucionará y ya está sucediendo. Aunque muchos de nuestros servicios son esenciales para la vida académica, en ninguna “piedra” dice que son únicamente de Biblioteca y nadie los puede tomar, un ejemplo simple: ¿Qué pasaría si la oficina de investigación de la Universidad tomara el control de las suscripciones a las bases de datos científicas? En un entorno tan competitivo como lo es la educación superior, las instituciones necesitan reacomodar cosas para seguir atrayendo a los estudiantes, pero siempre la parte financiera es la que finalmente determina qué se mantiene o qué se cambia, ese es el panorama en los próximos 20 años, donde ya no podremos desempeñarnos como hoy en día, muchas de las cosas que hacemos pueden ser asimiladas por algo o alguien más.

Desde mi opinión la falta de innovación parte, desde nuestra misma cultura que no nos permite ver mas allá del sitio en el cual nos encontramos, muchos hemos caído en el conformismo, dejando pasar la vida desde los escritorios y mesas de consulta de nuestras instituciones, simplemente por que aquí estamos bien y nos da temor el cambio. Es precisamente lo que Mathews nos quiere decir y es crear bibliotecas emprendedoras con bibliotecarios innovadores. Los invito a leer este artículo y hacer sus propias reflexiones.

Deja un comentario

Archivado bajo Temas técnicos

Comentarios acerca de la decadencia y muerte del imperio bibliotecario


Por: Ricardo Vargas

Steve Coffman, pionero de los servicios de referencia virtual y vicepresidente de  Library Systems & Services LLC (LSSI) ha escrito un artículo muy interesante sobre la decadencia y muerte del imperio bibliotecario, en el cual, hace un recorrido por los últimos 30 años y muestra muchas iniciativas que surgieron para que las bibliotecas tuvieran un papel importante en la transformación del acceso a la información que ha tenido el mundo gracias al avance de la tecnología, recogiendo algunos apartes:

  • Directorios Web: iniciativa de OCLC, llamada CORC (Collaborative Online Resource Catalog) o Catalogación colaborativa de recursos en línea. La idea era catalogar cada recurso web que fuera surgiendo, y darle un sello de “sitio aprobado por el bibliotecario”, de tal manera que se filtraran los malos sitios y quedaran los buenos. Hoy en día solo es un recuerdo en el sitio de proyectos abandonados de OCLC con enlaces a algunas “viejas” presentaciones en PowerPoint.
  • Biblioteca 2.0: Las bibliotecas soñaban con colocar las nuevas herramientas web 2.0 que habían sido desarrolladas para hacer de internet un sitio colaborativo (redes sociales, revisiones de los usuarios, etiquetado, comentarios de libros. etc, pero dado que en muchos casos las bibliotecas atienden comunidades pequeñas y centralizadas, no es posible tener un nivel de participación muy alto, sin embargo, y difiriendo de la opinión del autor, estas herramientas hoy en día juegan un papel muy importante en nuestra biblioteca, con el cuidado y atención que merecen, son muy útiles para la interacción con los usuarios.
  • Referencia virtual: con la llegada del chat y de los servicios interactivos vía web, había que poner al usuario frente al escritorio virtual de referencia las 24 horas del día, 7 días a la semana, y hasta se creó un servicio llamado QuestionPoint, que centralizaba en un solo sitio las preguntas de muchos usuarios alrededor del mundo, para alimentar una base de conocimientos que permitiera una respuesta automática y generara cientos de usuarios satisfechos. Sucedió que al abrir este servicio, nadie llegó y como sucede en la realidad solamente unos cuantos usuarios se acercan a preguntar algo, dado que los motores de búsqueda y en especial Google, le dan al usuario casi lo que necesita en un instante, pero difiriendo de nuevo con el punto de vista del autor, en nuestra biblioteca, el servicio tiene bastante afluencia en “tiempos de paz”  y ni que decir como sacó a flote a muchos de nuestros otros servicios durante la emergencia que vivimos en 2011.
  • Acceso a computadores: en muchas bibliotecas se ofrecía el servicio de computadores con acceso a Internet, tendencia que ha ido cambiando al reducirse el costo de los computadores y en especial de los equipos portátiles, además del acceso a internet, que a donde quiera que vayamos existe un punto wi-fi o con nuestro dispositivo móvil conectado a la red celular ya estamos en el ciberespacio y ni hablar de las tabletas  y su poder portátil.
  • Ebooks: prestar libros y en este caso electrónicos, ya no es potestad, únicamente de las bibliotecas, Amazon lanzó recientemente este servicio, que quita esa última frontera a las bibliotecas.

Considero que en muchas de las afirmaciones del autor, nuestra profesión se encuentra en la cuerda floja, la tecnología y su inexorable avance han ayudado en parte a que se llegue a este punto en la profesión bibliotecológica, pero no hay que olvidar que es tan solo una herramienta más para nuestro trabajo, en nuestra América Latina, aún se pueden utilizar muchas cosas, que en países desarrollados no dan el resultado esperado, como las herramientas web 2.0 ó la referencia virtual, particularmente por nuestra idiosincrasia, la cual nos permite, establecer un contacto humano con otra persona para la búsqueda y recuperación de información, en vez de simplemente digitar una pregunta y esperar un resultado.

Para finalizar, bibliotecas y profesionales de la información, debemos buscar nuevos espacios para desenvolvernos en la sociedad del conocimiento, la tecnología ha cumplido su papel de dar acceso a casi todo lo imaginable a nuestros usuarios., Es ahí, donde debemos reinventarnos y ser aquel “guía” que busca la aguja en el pajar y se la entrega al usuario, por que no es lo mismo buscar en google y que aparezcan 10.000 resultados, a decirle al usuario cual es el correcto ó enseñarle a usar todos esos recursos como las bases en suscripción,  para que encuentre lo que necesita, ó, algo tan sencillo como instalar una aplicación en su tableta para que reciba los RSS de distintos medios de información.

Deja un comentario

Archivado bajo Temas académicos, Temas técnicos

Apps para bibliotecas: Android (Parte 2)


Por: Ricardo Vargas

Continuando con la entrega anterior sobre apps para bibliotecas, dentro de este universo dominado por Apple y su IO5, aparece un competidor que está ganando muchos adeptos y es el sistema Android. Desarrollado por Google e integrado con todos sus servicios, ha demostrado ser un digno rival de la manzana, y por  que no decirlo, podría ser el “gusano” que no querría ver Steve Jobs. Entremos en materia:

  1. EBSCOHOST: Aplicación (ya mostrada en la parte 1 de este artículo) para iphone, pero esta vez disponible para Android, con funcionalidades como: escoger la base de datos para efectuar la búsqueda, limitar los resultados a texto completo y revistas académicas, organización por relevancia o fecha, descarga de los artículos en PDF y HTML, envío de los artículos por correo electrónico, y salvar las ultimas 25 búsquedas. Es una opción muy recomendada para la búsqueda y recuperación de información en cualquier lugar y dispositivo. Para descargar haga clic aquí.
  2. SCIENCE DIRECT: Igualmente reseñada anteriormente, pero disponible para Android, con dos versiones, básica y Premium, pero al descargar la Premium y utilizar el usuario y contraseña que se crean al hacer una cuenta de usuario desde un PC y estando conectados dentro del campus o por el acceso remoto, permite utilizar funciones avanzadas como: navegar dentro de los títulos de las revistas, recuperar información por materia, o visualizar la carpeta Favoritos, además, añadir o quitar revistas de esta misma y crear alertas de la actualización de los títulos de nuestro interés. Para descargar haga clic aquí.
  3. ALDIKO BOOK READER: aplicación para la lectura de documentos electrónicos en formato PDF o ePUB, los cuales pueden ser descargados de varios catálogos que incorpora el lector, además de permitir la importación de archivos propios, el usuario puede personalizar su interfaz para hacer más agradable la lectura (tipo de fuente, color, márgenes, modo nocturno, búsqueda en texto, favoritos, etc). Para descargar haga clic aquí.
  4. DROIDELEY: aplicación no oficial de Mendeley, sitio web que permite gestionar nuestras referencias bibliográficas, esta app se sincroniza con nuestra cuenta y nos permite ver y descargar los artículos que tengamos allí almacenados, además de buscar en el catálogo completo de Mendeley. Para descargar haga clic aquí.

Deja un comentario

Archivado bajo Temas académicos, Temas literarios

Apps para bibliotecas: iPhone-iPad (Parte 1)


Por: Ricardo Vargas

Hoy en día el acceso a la información desde los dispositivos móviles es muy sencillo  y podemos desde obtener nuestra ubicación a través de un GPS hasta consultar el correo electrónico. Hoy quiero mostrarles algunas de las aplicaciones para iPad o iPhone que nos pueden resultar útiles para consultar las bases de datos que tenemos en Biblioteca:

  1. EBSCOHOST: Cuando ingresamos a la plataforma de Ebsco en la pantalla de búsqueda básica encontraremos en la parte inferior derecha, un enlace que dice: “aplicaciones para iphone-android de Ebsco”, hacemos clic y nos pedirá colocar un correo electrónico en el cual nos dirá las instrucciones para instalar y usar la aplicación, la cual nos servirá para hacer búsquedas, guardar los artículos encontrados y acceder a nuestra carpeta personal dentro de la base. Descarga en itunes: http://bit.ly/rWj99B
  2. SCIENCE DIRECT: Esta aplicación nos permite la búsqueda y recuperación de artículos científicos de esta conocida base de datos. Cuando se abre la aplicación pide un usuario y contraseña, los cuales se pueden obtener al registrarse en la página de la base de datos en la parte superior haciendo clic en el vínculo “register” al crear una cuenta personalizada. Al utilizar esos mismos datos en la aplicación podremos usar todas sus funcionalidades. Descarga en itunes: http://bit.ly/tKs9Ta
  3. SCOPUS: Al igual que su anterior “hermana”, y utilizando el mismo usuario y contraseña creado en Science Direct, se puede utilizar para buscar y recuperar artículos científicos en esta base de datos, herramienta muy útil para los investigadores. Descarga en itunes: http://bit.ly/sKiaTA
  4. Bluefire Reader: Aplicación que nos permite la lectura de los libros contenidos en la base de datos Librisite, la cual contiene la colección de MacGraw-Hill. Muchos de los títulos están disponibles en papel dentro de la Biblioteca, pero pensando en la comodidad de nuestros usuarios ponemos a sus disposición esta herramienta para que puedan utilizarla en su trabajo académico. Descarga en itunes: http://bit.ly/tIE7JJ y dejamos también el vínculo al manual de uso desde la base de Librisite: http://bit.ly/vUlVLU

Deja un comentario

Archivado bajo Temas académicos, Temas técnicos

La biblioteca del futuro


Por: Alba Teresa Correa

Las profecías sobre el futuro de las bibliotecas citan regularmente la obra “La Biblioteca de Babel” del escritor argentino Jorge Francisco Isidoro Luis Borges, más conocido como Jorge Luis Borges. Ya han pasado más de 70 años desde su publicación, en este escrito el planteaba una biblioteca sin límites en forma de caracol y miles de pasillos que se entrecruzaba. Daniel Salgado en el periódico El País, comenta las opiniones variadas que sobre la biblioteca del futuro se plantean historiadores, escritores, novelistas entre otros, donde “La biblioteca de Babel”, en “Ficciones”, se convirtió en tópico para imaginar cómo serán los almacenes de libros en lo que Gubern denomina Galaxia Leibniz.

En el encuentro que se realizó en Santiago de Compostela sobre el pasado, presente y futuro de las bibliotecas, Roman Gubern explica que “La meta es que el universo cultural entero pueda aparecer en la pantalla de consulta, hacer real el concepto totalizador de la biblioteca de Babel de Borges”, también en ese encuentro el escritor Claudio Magris certificó que la lectura y el libro se encuentran en un cambio de civilización.

Considero realmente cierta esta afirmación, pero más cierto es lo planteado en el artículo de nuestro blog titulado Bibliotecarios y usuarios: claves para el futuro de las bibliotecas, donde son los usuarios los que hacen que los bibliotecólogos que están frente a las diferentes bibliotecas se planteen cada día planes que respondan a esos cambios, es más deben ir delante de cada cambio para dar respuesta a esas necesidades actuales que manifiestan los  usuarios, donde no pueden quedarse sólo con las nuevas tecnologías, deben abarcar la variedad de estas necesidades y la realidad de esos cambios que suscitan también estrategias de seguridad. Miremos algunos planteamientos de esas realidades a las cuales bibliotecólogos y docentes se ven enfrentados.

La novelista Rosa Regás, quien fuera directora de la Biblioteca Nacional española del 2004 al 2007, se muestra totalmente escéptica: “Las bibliotecas irán cambiando paulatinamente, no habrá grandes cambios sino a medida que varíen las costumbres de los usuarios. Si estos se acostumbran a las pantallas, en las bibliotecas habrá también pantallas y posibilidades para descargar los materiales”.

El catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Santiago, Ramón Villares, vislumbra grandes vuelcos: “Lo digital y lo físico se combinarán durante un tiempo y las bibliotecas, tal y como las conocemos, no morirán. Por lo menos, en el corto plazo”.

El estadounidense Robert Darnton, que al mismo tiempo asesora a Google Books y dirige la biblioteca de Harvard parece dar la razón al profesor gallego.

El sociólogo canadiense Derrick de Kerckhove, discípulo de Marshall McLuhan, difiere, defiende la posibilidad de “situar el centro del mundo en casa”. El teórico de la “inteligencia conectiva” aplicada a Internet recuerda que en su país, cada persona está “siete horas al día ante una pantalla” “La memoria se encuentra fuera del individuo, en Google, en la Wikipedia”, explica, “y una biblioteca debe pensar en cómo funcionar en ese contexto híbrido electrónico”, por lo tanto es necesario preocuparse de lo material y lo digital, lo local y lo global, si la realidad objetiva es que los estudiantes cada vez usan menos la biblioteca, para De Kerckhove “hay razones palmarias: Ya tienen acceso directo a toda la información”.

El mismo sociólogo advierte que estudios recientes afirman la superioridad de la lectura en papel sobre la digital, por lo menos desde el punto de vista de ejercitar la memoria “leer un libro en pasta de celulosa hace trabajar la memoria un 20% más que hacerlo en digital”.

Nuestra biblioteca ha incursionado tímidamente en el formato digital mediante la compra de libros electrónicos y hoy contamos con  unos 62000 libros electrónicos. Las últimas compras las hemos realizado uno a uno sin poder disfrutar de la bondad del formato electrónico que es la de multiusuario. Aún mantenemos sin respuesta algunas de las inquietudes discutidas en las anteriores reflexiones, sin embargo seguimos ofreciendo a nuestros usuarios algunas de las ofertas del mercado, aunque sin tener un plan trazado o definido. Quisiéramos conocer las opiniones de nuestros lectores al respecto.

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general, Temas técnicos