Archivo de la categoría: Alfabetización informacional

Novedades en Mendeley


Por Ricardo Vargas

El año avanza con dos grandes novedades para los usuarios de Mendeley, el gestor bibliográfico de la editorial Elsevier. Agradecemos a la editorial la invitación a participar en la jornada de capacitación sobre la herramienta, la cual se llevó a cabo el día 7 de febrero pasado, en las instalaciones de la Biblioteca Central de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

La primera es el cambio en su página web principal, su diseño está centrado en la experiencia del usuario, minimalista y fácil de navegar, donde podrá encontrar todo lo que puede hacer Mendeley en favor de su investigación.

portada-mendeley

La segunda novedad, es la nueva pestaña Careers, en la cual se encuentran diferentes oportunidades laborales a nivel mundial y se pueden filtrar por localización, distancia y profesión. En las pestañas superiores, podemos encontrar consejos de trabajo, alertas de empleo, navegación por los empleadores o por instituciones

mendeley-careers

Invitamos a la comunidad académica a continuar utilizando Mendeley en sus trabajos de investigación. Si aún no lo conocen, pueden solicitar capacitación a través del siguiente enlace: Solicitud de Capacitación

Deja un comentario

Archivado bajo Alfabetización informacional, Temas técnicos

Actualización de los estándares de ALFIN


Por: Ricardo Vargas

Retomo una reciente publicación del blog de nuestra colega Nievez Gonzalez, que trata sobre el trabajo que viene adelantando la ACRL (Association of College and Research Libraries) para la actualización de los estándares de ALFIN, que datan del año 2002.

 En el año 2012 se conformó el grupo de trabajo que inició labores en el año 2013 bajo un nuevo marco denominado: Framework for Information Literacy for Higher Education y culminó con la presentación de la propuesta definitiva a mediados de Enero de 2015.

 Actualmente se está trabajando en un acoplamiento del marco y los estándares de la alfabetización informacional, en torno a 6 apartados, a saber:

  1. La autoridad se construye y es contextual.
  2. La creación de información como un proceso.
  3. La información tiene valor.
  4. La Investigación como indagación.
  5. La ciencia como conversación.
  6. La búsqueda como exploración estratégica.

Este nuevo planteamiento se basa en el concepto de meta alfabetización, el cual redefine el concepto de Alfabetización Informacional, así: Es el conjunto de habilidades integradas, que abarca el descubrimiento reflexivo de la información, la comprensión de cómo se produce y se valora, y el uso de la información en la creación de nuevo conocimiento y participación ética en las comunidades de aprendizaje”.metaliteracy

Los lectores que deseen profundizar en este tema de gran relevancia en el contexto de las bibliotecas universitarias, pueden consultar este enlace: http://www.nievesglez.com/2015/01/marcos-versus-normas-en-acrl-y.html

La Biblioteca Octavio Arizmendi Posada, está trabajando un proyecto en conjunto con el Centro de Tecnologías para la Academia (CTA) con el fin de apoyar las cátedras integrando los elementos de ALFIN, de tal manera que la comunidad universitaria aproveche al máximo los recursos de información, no solo que están en la biblioteca, si no a nivel global

Deja un comentario

Archivado bajo Alfabetización informacional

Algunas estrategias para buscar información significativa


Por: Yanet Tello Viteri

“Es necesario aprender a navegar en un océano de incertidumbres a través de archipiélagos de certeza”

(Morín, 2001)

La estrategia de búsqueda se define como una formulación estructurada de términos a utilizar en una investigación bibliográfica, para obtener los mejores resultados de información en forma fácil, rápida y con resultados precisos.

Las innovaciones en las tecnologías informacionales han influido en los procesos de enseñanza y de aprendizaje, han afectado las estructuras cognitivas ya que mientras los procesos de acceso se amplifican los de selección y procesamiento dependen de las habilidades de los estudiantes, que suscita nuevos procesos pero también precisan nuevos modos de interacción con la información para conseguir un aprovechamiento efectivo de la misma, por lo que en concordancia con los resultados de algunos estudios luego del análisis de las prácticas de búsqueda de los estudiantes universitarios se ha observado que las estrategias en las búsquedas no son lo suficientemente efectivas y/o significativas para fines de aprendizaje, por lo que vale la pena elaborar una metodología que potencie la generación de aprendizaje mientras se busca información significativa que genere conocimiento y que les permita relacionar los conocimientos previos con los que van encontrando en los resultados de las búsquedas obtenidas.

Algunas sugerencias hacen énfasis en la necesidad de plantear tareas significativas de búsqueda, diseñar una propuesta metodológica de búsqueda para aprender a realizar búsquedas eficientes y significativas que los lleven a generar conocimientos cuando buscan información para trabajos académicos y que ayuden a regular los procesos afectivos, cognitivos y motivacionales que se generan durante el proceso; además que el éxito de la búsqueda de información y que se produzca aprendizaje a partir de la información recuperada depende de:

  • reconocer la necesidad de información,
  • conocer cómo acceder a la información,
  • comprender cómo se evalúa la información,
  • saber analizarla y sintetizarla y
  • ser capaz de comunicarla de forma diferente a la original.

Otros factores que inciden sustancialmente en la pertinencia, relevancia y actualidad de los resultados de búsqueda en términos de calidad de la información son la necesidad de conocer y comprender la  lógica de los operadores booleanos y la identificación acertada de las palabras claves en español e inglés, con preferencia en éste último por ser en el que se pública el mayor volumen de información avalada por la comunidad científica internacional.

Deja un comentario

Archivado bajo Alfabetización informacional, Temas técnicos

Inserción de las competencias informacionales al currículo: experiencias


Por: Yanet Tello Viteri

Complementando lo tratado en el documento ya publicado en este blog, titulado “La importancia de las competencias informacionales”, el propósito en esta oportunidad es profundizar en la importancia de la inserción y articulación de estas competencias con el currículo en las distintas asignaturas de los planes de estudio, de modo progresivo en profundidad y extensión, atendiendo a que éstas tienen un carácter metodológico y transversal, con contenido de aprendizaje y sujetas a evaluación, que requieren de una estrategia pedagógica y didáctica, necesarias para el dominio de cualquier área del conocimiento, pues es el modo ideal de implementarlas, ya que el aprendizaje se logra “en contexto”, con un objetivo y una temática que es parte de los contenidos en los que el estudiante está formándose; además es coherente porque en todas las disciplinas o asignaturas específicas se presentan dificultades para conocer los recursos, las características propias de la documentación especializada de ese campo, unos hábitos propios de comunicación y publicación.  También, por su incidencia directa en las funciones sustantivas de docencia, investigación proyección social, en el orden del cultivo del saber superior, de la formación académica y profesional del profesor y de los estudiantes y de la respuesta a las demandas de la sociedad.

Algunas otras razones y sugerencias que justifican la implementación de esta propuesta:

–    Necesidad de integrarla igualmente al plan básico de profesores principales mediadores en el proceso de formación de los estudiantes y su función de multiplicadores.

–    Propicia la configuración de una estructura mental ordenada y el desarrollo del pensamiento crítico proceso connatural al aprendizaje, la curiosidad y el rigor intelectual.

–    Desarrolla competencias para el rastreo, clasificación, análisis e interpretación de la información, y para la proposición de alternativas de solución frente a problemas complejos.

–    Incentiva y fortalece la cultura investigativa reflejada en la producción intelectual y coadyuva a la construcción de la comunidad científica desde el inicio de la vida universitaria de los estudiantes, manifestación de calidad docente en el marco de “a la excelencia por la exigencia”.

–    Contribuye a potenciar el uso consiente de los recursos bibliográficos.

–    Demanda por parte de la Biblioteca liderar y gestionar una propuesta académica con estas características.

–    Requiere que el diseño de los contenidos y metodología de este tipo de formación se realice en colaboración con el profesor de las asignaturas seleccionadas que responda a las necesidades concretas de los estudiantes según los objetivos de aprendizaje del área de conocimiento.

–    Exige fortalecer y actualizar en forma permanente la formación específica de los profesionales de la biblioteca y en su rol como docente.

–    Requiere adoptar un modelo pedagógico y didáctico centrado en el estudiante que le permita fomentar la autonomía en el aprendizaje (aprendizaje basado en problemas, el aprendizaje significativo).

Estas apreciaciones se fundamentan en los planteamientos de algunos académicos y de los resultados de las experiencias implementadas y lideradas por las bibliotecas universitarias a nivel nacional e internacional; relaciono los datos bibliográficos para consultar los casos de algunas universidades en el contexto nacional:

Deja un comentario

Archivado bajo Alfabetización informacional, Temas académicos

La importancia de las competencias informacionales


Por: Yanet Tello Viteri

Ante todo, cabe destacar que el concepto de competencias es muy amplio en el caso de su aplicación en el ámbito universitario y específicamente en el bibliotecario.

De acuerdo con lo anterior, algunas entidades orientadas a la gestión de la información y del conocimiento dentro del ámbito de una biblioteca universitaria, tales como el Proyecto Tuning [1] definen competencia en educación, como una red conceptual amplia, que hace referencia a una formación integral del ciudadano, por medio de nuevos enfoques como el aprendizaje significativo, en diversas áreas: cognoscitiva (saber), psicomotora (saber hacer, aptitudes), afectiva (saber ser, actitudes y valores).  Así, la formación integral se va desarrollando poco a poco, por niveles de complejidad, en los diferentes tipos de competencias: básicas, o fundamentales, genéricas o comunes, específicas o especializadas y laborales. La competencia al igual que la inteligencia no es una capacidad innata, sino que por el contrario es susceptible de ser desarrollada y construida a partir de las motivaciones internas de cada persona, motivaciones que deberán ser comunicadas al grupo de trabajo [2].

La necesidad de desarrollar no solo habilidades procedimentales de uso de documentación en soporte de papel o electrónica, sino habilidades de pensamiento, comprensión, análisis y síntesis; al igual que actitudes y valores respecto a la información, su valor y su respeto, justifica en parte la importancia de adquirir estas competencias.

Aunque pueda parecer superfluo, hay que explicitar la importancia de la formación documental en el ámbito universitario, su por qué y su para qué, ya que se ha comprobado que todavía hay estudiantes que pasan por la universidad sin haber utilizado de modo habitual las bibliotecas universitarias y sus recursos, lo que lleva a concluir que para ellos y sus profesores esas competencias y habilidades no eran imprescindibles.

Igualmente, para el desarrollo de competencias informacionales se tienen en cuenta algunos modelos, como “Big6”, entre otros, que es un modelo estructurado, con un orden jerárquico que permite abordar de forma metódica un problema de información para una solución del mismo, a través del desarrollo y adquisición de competencias informacionales y apoyado en el pensamiento crítico.  La suma de las seis áreas en las que está estructurado el modelo proporciona las estrategias requeridas para satisfacer las necesidades de información, con el fin de lograr que los estudiantes sean capaces de identificar y acceder a los recursos de información eficazmente, evaluarlos y usarlos de manera autónoma, ética y legal, además de valorar los recursos de información que la Biblioteca pone a disposición de la comunidad universitaria, destacando que las competencias informacionales son relevantes en el aprendizaje para toda la vida.

El modelo Big6

Áreas de habilidades

Propósitos

Actividades para la práctica

Definición de la tarea a realizar

Definir el objeto de estudio a identificar la información necesaria para completar el planteamiento del problema

Enfocar: ¿Cuál es el problema?

Estrategia de búsqueda

Buscar en todas las fuentes de información posibles y elegir las más apropiadas para la temática a resolver

Buscar: ¿Cómo debo buscar?

Localización y acceso

Localizar la fuente en bases de datos , catálogos, colectivos, revistas especializadas, etc.  Encontrar la información dentro de la fuente.

Clasificar:  ¿Qué encontré

Uso de la información

Profundizar en la fuente (leer, escuchar, visualizar, etc.)  Extraer la información relevante.

Seleccionar: ¿Qué es lo importante?

Síntesis

Organizar y presentar la información que proviene de múltiples y diversas fuentes.

Sintetizar:   ¿Cómo encaja la información?  Producto ¿A quién va dirigido?

Evaluación

Juzgar el proceso (eficiencia) Juzgar el producto (efectividad).

Evaluar:  ¿Y ahora qué?  Reflexionar:  ¿Qué aprendí?

Algunas experiencias exitosas sobre el desarrollo de estas competencias para lograr resultados eficaces, se han dado porque se han integrado transversalmente en el currículo en todas las disciplinas, todos los ambientes de aprendizaje y los niveles educativos, con el fin de desarrollar el pensamiento crítico, la curiosidad intelectual, habilidades para el trabajo en equipo, el liderazgo que contribuya al aprendizaje a lo largo de la vida. Se han identificado dichas experiencias en  la India y países asiáticos, Europa, Australia, Norteamérica; en Iberoamérica en Argentina, Brasil, Costa Rica, Chile, Cuba, Venezuela, España, Guatemala, México, Puerto Rico, Perú y Uruguay, en programas de pregrado y postgrado.


[1] El proyecto Tuning-América Latina es una iniciativa de las universidades para las universidades. Se busca iniciar un diálogo para intercambiar información y para mejorar la colaboración entre las instituciones de educación superior, favoreciendo el desarrollo de la calidad, de la efectividad y de la transparencia. Con el trabajo de las 62 instituciones de educación superior de los 18 países latinoamericanos participantes se espera que, en los dos próximos años, se identifiquen puntos de referencia común en diferentes áreas del conocimiento, necesarios para tender los puentes destinados al reconocimiento de las titulaciones en la región y con otras regiones del planeta.
[2] Proyecto Tuning América Latina.  Reflexiones y perspectivas en la Educación Superior.  2004 – 2007.  pp. 35 – 36.

Deja un comentario

Archivado bajo Alfabetización informacional, Temas académicos

Huellas digitales en la Biblioteca Nacional de Colombia


Por: Claudia Virginia Becerra Márquez


 

La Biblioteca Nacional tiene dentro de su misión “garantizar la recuperación, preservación y acceso a la memoria colectiva del país, representada por el patrimonio bibliográfico y hemerográfico en cualquier soporte físico.”[1]

La semana pasada frente a varios directivos de universidades capitalinas, se mostró en la Biblioteca Nacional de Colombia el proyecto Huellas Digitales, donde se presentaron diferentes documentos seleccionados por historiadores y especialistas para publicarlos a través de exposiciones virtuales en colecciones temáticas.

Este espacio busca contribuir al conocimiento de la Historia de Colombia, promover en un público cada vez más amplio el interés por los documentos y fuentes históricas, y desarrollar destrezas investigativas por medio de guías prácticas elaboradas por bibliotecarios expertos en pedagogía.”[2]

La digitalización de documentos, dibujos, anotaciones, entre otros, ha sido un trabajo riguroso y muy bien logrado como apoyo a la investigación de la Historia del país, la Biblioteca Nacional extiende la invitación a complementar el proyecto con colecciones patrimoniales que tengan otras instituciones aunando esfuerzos en la construcción de un gran catálogo patrimonial.

Asimismo la Biblioteca Nacional ha querido integrar a las comunidades bibliotecológicas del país actualizando virtualmente a las instituciones, para esto ofrece cursos enfocados al análisis de información y la conservación del material bibliográfico, de igual manera administra una plataforma de Apoyo al Bibliotecario donde se resuelven dudas de carácter técnico.

La Biblioteca Octavio Arizmendi Posada celebra esta clase de iniciativas  que propenden al desarrollo de la comunidad desde diferentes puntos de vista y los invita a conocer más sobre el proyecto Huellas Digitales en la siguiente dirección: http://www.bibliotecanacional.gov.co/?idcategoria=37278


[1] Biblioteca Nacional de Colombia. Misión y Visión. Disponible en: http://www.bibliotecanacional.gov.co/?idcategoria=28394 Consultado el : 2010-11-23
[2] Biblioteca Nacional de Colombia. Misión y Visión. Disponible en: http://www.bibliotecanacional.gov.co/?idcategoria=28394 Consultado el : 2010-11-23

1 comentario

Archivado bajo Alfabetización informacional

Ranking de instituciones de SCImago


Por: Sergio Martínez

SCImago es un grupo de investigación dedicado al análisis, representación y recuperación  de información por medio  de diversas técnicas de visualización, basado siempre en datos de fuentes académicas.

Está integrada por:

  • Instituto de Políticas y Bienes Públicos, CSIC
  • Universidad de  Granada
  • Universidad Carlos III de Madrid
  • Universidad de Extremadura
  • Universidad de Alcalá de Henares
  • Universidad de Porto

El grupo SCImago genera un ranking mundial de instituciones basado en datos cuantitativos de publicación y citación para analizar la actividad investigadora de las más importantes instituciones dedicadas a la investigación. El reporte muestra datos cuantitativos relacionados con la citación y publicación de instituciones con al menos 100 documentos académicos y/o científicos alojados en la base de datos de indización Scopus, dentro del periodo 2004 a 2008

Los indicadores que componen el ranking buscan resaltar aspectos relativos a la dimensión, rendimiento, el impacto científico así como el grado de internacionalización de las instituciones allí mencionadas.

Existe un reporte mundial y uno iberoamericano, en los que usan los siguientes indicadores de forma común:

  • PC – Producción Científica:
  • CI – Colaboración Internacional
  • CCP – Calidad Científica Promedio
  • Q1 – Porcentaje de Publicaciones en Revistas del Primer Cuartil SJR

El indicador SJR mide la influencia o prestigio científico de las revistas mediante el análisis de la cantidad y la procedencia de las citas que recibe una revista científica. Su uso se ha extendido a través del portal SCImago Journal & Country Rank y es utilizado por Elsevier, la editorial científica líder mundial, en su índice de citas Scopus.

Estos informes se pueden visitar en http://www.scimagoir.com/, y descargar directamente el ranking mundial en http://www.scimagoir.com/pdf/sir_2010_world_report.pdf y el iberoamericano en http://www.scimagoir.com/pdf/ranking_iberoamericano_2010.pdf

Deja un comentario

Archivado bajo Alfabetización informacional