Reto lector 2019 – Mayo


Por: Ángela Suárez Orellano[1]

Mayo: un libro publicado hace más de cien años

Libro: Cumbres Borrascosas de Emily Brontë. Ed. Penguin Clásicos. Traducción de Nivole D’Amonville Alegría. Introducción de Pauline Nestor.

blog reto lector mayo

Hay clásicos que uno no entiende cómo y por qué diantres han logrado sobrepasar las barreras del tiempo, el espacio, el idioma y la cultura, hasta llegar a ocupar un lugar preponderante en el canon literario de Occidente. Cumbres borrascosas de Emily Brontë es uno de ellos.

La historia es una novela decimonónica, victoriana, un clásico referente del romanticismo inglés. Publicada originalmente en 1847 bajo un pseudónimo, cuenta la historia de amores frustrados, matrimonios infructíferos y venganzas largas de dos generaciones que viven en Yorkshire, en dos granjas vecinas: Cumbres Borrascosas y la Granja de los Tordos. La primera generación la integran los hermanos Catherine y Hindley Earnshaw, su hermano adoptivo Heatcliff y sus vecinos Edgar e Isabella Linton. Catherine, Heathcliff y Edgar protagonizan un clásico triángulo amoroso en el que la clase, el dinero y las buenas maneras de Edgar rivalizan con las tendencias salvajes, bruscas, pero en todo caso genuinas de Heathcliff. Aunque Catherine sabe que su corazón y su destino pertenecen a este último, toma la decisión de casarse con el señorito Linton, pues es, después de todo, la opción más lógica desde todo punto de vista. Destrozado, Heathcliff huye a parajes desconocidos y regresa al cabo de unos meses convertido en un hombre rico, aunque fiel a sus costumbres violentas. Desde ese momento empieza a fraguar un plan que pretende a un tiempo reconquistar a Catherine y hacer sufrir a Edgar en la misma proporción que él ha sufrido. Su venganza se extenderá hasta tocar (de hecho trastocar, menguar y destrozar) las vidas de la segunda generación de personajes. La segunda generación de la novela corresponde a los hijos y herederos: Hareton, hijo de Hindley, quien ha crecido empobrecido por causa de las dilapidaciones que el alcoholismo le ha costado a su padre; Catherine Linton, quien lleva el nombre de su madre aunque nunca la conoció pues esta fallece durante el parto; y Linton, hijo de Heathcliff e Isabella. Estos a su vez conforman un segundo triángulo amoroso, que tendrá, no obstante los intentos de Heathcliff, un final feliz y esperanzador.

Tal como se intuye, la novela es una compleja narración que incluso me recordó a Cien años de soledad puesto que todos los personajes tienen casi los mismos nombres y muchos entablan relaciones que rozan el incesto. La trama se articula alrededor de la venganza y el odio mucho más que en torno al amor (¡vaya romanticismo Emily!). En mi caso, el sentimiento que más estuvo presente durante la lectura fue la angustia, por lo que no recomiendo el libro a aquellos que busquen una historia de amor bonita y relajante. En los aspectos positivos, debo rescatar la estructura narrativa, la cual me resultó interesante porque presenta varios narradores, lo que le da más matices y agilidad a la narración, en esto Brontë es una maestra porque le da un tono claro y definido a cada uno de sus narradores.

No sé si concluir esta reseña con una invitación o una advertencia. Considero que Cumbres borrascosas es un libro que deber ser leído por aquellos que deseen comprender y desentrañar las ideas contradictorias sobre el amor romántico que Occidente ha plasmado en su cultura escrita. Sin embargo, si no se cuenta con un interés que supere el mero entretenimiento la obra –como casi cualquier libro escrito con una distancia temporal significativa– desencantará más de lo que entretenga al lector. Con lo cual no quiero decir que solo los que estudiamos la Literatura tengamos las facultades necesarias para adentrarnos en la lectura de obras clásicas. Lo que me propongo es hacer una invitación a la audacia intelectual y al desperezamiento de las ideas.

[1] Coordinadora de promoción de lectura de la Biblioteca Octavio Arizmendi Posada. El siguiente artículo contiene reflexiones que se enmarcan en el contexto de mi tesis de Historia sobre los cambios y permanencias en las prácticas del amor en los jóvenes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s