Cita a ciegas con los libros en la Biblioteca Octavio Arizmendi Posada


Por: Carmen Ruiz

Durante el mes de septiembre en la Biblioteca Octavio Arizmendi Posada quisimos motivar a la comunidad académica a acercarse a la literatura de una manera especial.

20170918_083354

Aprovechando la ocasión que el mes del amor y la amistad nos daba, y pensando que leer un libro es, en efecto, un encuentro con otras personas y otros mundos, quisimos concertar «citas» entre libros y lectores valientes. De nuestra parte, la iniciativa consistió en seleccionar y forrar libros de nuestra colección de Promoción de Lectura, que es donde se ubican nuestros recomendados literarios. Los usuarios, por su parte, recibían solo 3 palabras como pista del contenido de un libro que solo descubrían al llegar a casa. Inicialmente, seleccionamos 100 ejemplares procurando que hubiera géneros que representaran a todos los gustos. Y nos llevamos la grata sorpresa de que en dos días, ¡ya se habían agendado las 100 citas! Preparamos 100 libros más para la siguiente semana, que tampoco esperaron mucho antes de ser escogidos por usuarios ávidos de nuevas historias.

Ante tal éxito decidimos que la Velada Literaria del mes de septiembre girase en torno a la pregunta: ¿cómo te fue en tu cita a ciegas? Y como esperábamos contar con la participación de muchos lectores extendimos el horario habitual. El viernes 29 de septiembre nos reunimos de 3:00 p.m. a 7:30 p.m. a escuchar a estudiantes, profesores y administrativos que se habían dado la oportunidad de sacar en préstamo un libro sin conocer siquiera su título.

Durante este tiempo desfilaron más de cuarenta personas con historias sinceras sobre sus «citas». Ha sido emocionante comprobar cómo el «destino» ha juntado al libro adecuado con la persona adecuada en el momento adecuado. Alguien en proceso de duelo se encontró con el único ejemplar de Una pena en observación; otra persona escogió a ciegas el libro que llevaba años queriendo leer: El atentado, leerlo le había ayudado a comprender situaciones importantes en su vida; ese mismo título había llegado como por arte de magia a varios estudiantes de Ciencias Políticas; un estudiante confesó con mucha gracia que un libro que jamás hubiera elegido por su aburrida portada (Sostiene Pereira) le estaba sorprendiendo gratamente; un estudiante de Comunicación estaba encantado de haber conocido a la señorita Prim, una estudiante de Ingeniería  hablaba de la distopía El dador como si fuera la aventura más apasionante que hubiera vivido; dos administrativas lectoras habían buscado a Dora Bruder por París como si hubieran sido sus mamás y haciendo memoria de sus vidas también; otra estudiante había sentido lo mismo que Kónrad con Chopin (El último encuentro)… Y así tantos otros encuentros inesperados y afortunados para los que aceptaron nuestro reto de arriesgarse a tener una cita a ciegas con un libro. Todos han pedido repetir la experiencia porque ¿quién sabe? Puede ser amor a la primera página, o al tercer capítulo

Deja un comentario

Archivado bajo Temas literarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s