El Proxy, núcleo del acceso a los recursos electrónicos en las Bibliotecas.


Por: Fredy Gonzalez Rincon

Con el auge y la expansión de la internet en el mundo, desde el año 1995, se originó un nuevo medio de consulta e investigación que permite que la información pueda salir de su sitio de confinamiento o almacenamiento y viajar a cualquier parte del mundo de forma instantánea a través de la red, con un formato naciente llamado electrónico o digital.

 Era la oportunidad ideal para que todo tipo de institución pública y privada, descentralizara las operaciones, democratizara la información, aumentara la cobertura horaria y geográfica, realizara negocios, entre muchas otras ventajas, y así llegar a un número inimaginable de personas a través de la utilización de estas “nuevas tecnologías”.

 En el ámbito de las bibliotecas universitarias, se empezó a entender que la web ya no era simplemente otra opción para publicar y vender, si no que proporcionaba el camino apropiado para acceder a la información electrónica por fuera de sus instalaciones físicas.

 Pero, ¿saben ustedes como es el proceso mediante el cual las bibliotecas pueden ofrecer acceso electrónico a sus usuarios por fuera de sus instalaciones, el llamado acceso remoto a los diferentes recursos electrónicos, como E-books, bases de datos, revistas especializadas, herramientas web, entre otros?, para los que no lo saben, intentaré describir brevemente el proceso de la forma más sencilla posible.

Por lo general, las bibliotecas tienen configurado un servidor dedicado a ésta tarea, técnicamente se le conoce como servidor Proxy y su función es servir como intermediario entre el usuario y el sitio web del recurso electrónico.

 A continuación voy  a mencionar el paso a paso del proceso: cuando quiero consultar una base de datos, generalmente lo primero que debo realizar es autenticarme en el Proxy, es decir en la ventana de autenticación que aparece luego de dar clic en el enlace de acceso remoto, luego de seleccionar la base de datos a consultar, el Proxy se comunica con el sitio web respectivo, solicitando iniciar una sesión en el recurso, el sitio web le contesta al Proxy con la información requerida y el Proxy la reenvía a mi computador.

 Se preguntarán, ¿para qué instalar un servidor intermedio entre mi computador y el sitio web?, ¿por qué no conectarme directamente con el sitio web para realizar mis búsquedas y descargar la información que necesito? Básicamente sucede por tres cosas:

  1. Por organización y centralización de todos los recursos suscritos por la Biblioteca. Para el usuario es más cómodo consultar en un solo sitio todos recursos disponibles para sus labores académicas y para la administración es más fácil controlar los procesos de suscripción y vigencia de los mismos.
  2. Por seguridad. El usuario puede confiar en los enlaces de los sitios web disponibles en el Proxy, ya que son revisados previamente a su publicación en la plataforma y configurados para que no cambien en ningún momento, de esta manera se evita exponer al usuario al llamado phishing, que es el robo de datos personales y financieros mediante la suplantación de sitios web.
  3. Por la facilidad que representa para el usuario manejar un solo usuario y contraseña para consultar todos los recursos suscritos por la Biblioteca, ya que de otra forma, el usuario se vería en la necesidad de solicitar un usuario y contraseña por cada recurso a consultar de forma remota.

En Colombia la mayoría de universidades públicas y privadas utilizan para su servidor Proxy, el llamado EZproxy, el cual fue desarrollado por Chris Zagar en 1999 y adquirido en el 2008 por OCLC (Fulkerson, 2012). En la actualidad, las instituciones que deseen instalarlo deben adquirirlo mediante suscripción anual.

Pensando en los beneficios que representa contar con el EZproxy, el pasado mes de julio, la red RUMBO, Red Universitaria Metropolitana de Bogotá, se reunió en la Universidad de La Sabana con el representante de OCLC para América Latina, con el fin de negociar el costo de suscripción y soporte técnico para todos sus miembros, logrando así un primer acuerdo a nivel de consorcio.

Si están interesados en conocer más sobre el acuerdo pueden consultar la página Web de RUMBO (http://www.rumbo.edu.co/).

Espero que les haya gustado el tema, déjeme conocer su opinión y/o comentarios.


Referencias

Deja un comentario

Archivado bajo Temas técnicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s