IFLA 2016-2021, Nuevos Retos


Por Clara Cecilia Rico Estepa

Revisando una de mis redes sociales una colega compartió un documento que llamó mi atención, y confieso con pesar, que durante mi experiencia como bibliotecóloga no me había dado a la tarea, o mejor, no era consciente del compromiso de conocer aquel “mapa de navegación” de la principal asociación en el ámbito bibliotecario. Después de leerlo quise compartir con ustedes algunos apartes que considero son importantes e interesantes.

logo-ifla-with-text

La Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA) por sus siglas en inglés; es el principal organismo a nivel mundial que da pauta y directriz a nuestra labor bibliotecaria. Fundada en Escocia en 1927 – el próximo año cumple 90 años de labores – cuenta según su página web, con aproximadamente 1500 miembros en 150 países.  IFLA tiene como principal objetivo:

“Defender y fomentar a nivel global el valor y la importancia de los servicios de bibliotecas e información de calidad que generen crecimiento social, económico y cultural. Gracias a nuestra inversión en conocimientos y recursos, promovemos el acceso equitativo a la información en formato impreso y digital, y a los recursos del patrimonio cultural en pos del aprendizaje, la creatividad y la innovación[i]”.

 Para alcanzar este objetivo a finales de 2015 se presentó el nuevo PLAN ESTRATÉGIGO IFLA 2016-2021, que se puede consultar haciendo clic aquí.  En este documento se fijan cuatro directrices principales y las diversas actividades o “iniciativas clave” que apoyarán el logro de cada una de las metas propuestas. A continuación, presento a groso modo las cuatro estrategias.

 plan estrategico ifla

Dentro de la primera estrategia Las Bibliotecas y la sociedad, IFLA busca que desde las bibliotecas se apoye la construcción de sociedades alfabetizadas, cultas, informadas y participativas. Entre de sus iniciativas están:

  • Apoyar el programa de la ONU “Un mundo de alfabetización para todos”.
  • Declarar el día 8 de septiembre como el día mundial de la Alfabetización.
  • Incluir a las Bibliotecas en la agenda de organizaciones como la UNESCO y en la ONU con su Agenda 2030.
  • Actualizar el informe de tendencias de las bibliotecas y servicios bibliotecarios que emite la IFLA
  • Continuar con la adopción normas y directrices que dan apoyo a las bibliotecas en la prestación de sus servicios a la comunidad.

En cuanto a Información y conocimiento, que es la segunda estrategia, se plantea construir un marco que favorezca el acceso equitativo a la información y al conocimiento, independiente de su formato y localización. Entre las actividades planeadas para el logro de esta estrategia se encuentran:

  • En el tema de derechos de autor se enfocarán en: Promover el Tratado de Marrakech con el que se pretende facilitar el acceso a las obras publicadas a las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso; también se proyecta impulsar la Declaración de La Haya sobre Minería de Textos y Datos.
  • Promover el rol de la biblioteca en el acceso público a internet, así como definir posición de la IFLA sobre la neutralidad de Internet.

La tercera estrategia se centra en salvaguardar el Patrimonio Cultural en sus diversas manifestaciones. Para ello resalto las siguientes actividades:

  • Crear la red de Centros de Preservación y Conservación (PAC).
  • Establecer normas, pautas y recomendaciones para la recopilación y preservación de contenidos en especial de tipo digital.
  • Apoyar las bibliotecas afectadas o que estén en riesgo de desastres ya sean naturales o causados por el hombre.

La Capacitación es la cuarta línea estratégica; con ella se busca reforzar la capacidad de los miembros de la IFLA para defender el rol de las bibliotecas como factor clave de cambio político, económico y social. Algunas de las iniciativas propuestos son:

  • Promover la inclusión de las Bibliotecas en los planes nacionales de desarrollo.
  • Crear una estrategia de comunicación orientada a que las bibliotecas sean vistas como activos fundamentales de la comunidad.
  • Fortalecimiento de las asociaciones de bibliotecarios, en este punto incluyen las asociaciones de América Latina y el Caribe.
  • Promover el Programa de Liderazgo, creando material de apoyo y buscando aumentar el número de líderes capacitados.

Finalmente, luego de conocer este documento, el cual considero, está alineado con muchas de las necesidades actuales y cotidianas que vivimos desde nuestras bibliotecas, pienso en la importancia del papel de las asociaciones de profesionales de cada uno de nuestros países y su rol para encauzar y promover todas las iniciativas de la Federación. Claro está que también es de nosotros como bibliotecólogos hacer parte de nuestras asociaciones y así poder trabajar en la consecución de los objetivos establecidos por el principal organismo de nuestra profesión

[i].            International Federation of Library Association and Institutions. Plan Estratégico de la IFLA 2016-2021. Headquarters. 2015. http://www.ifla.org/files/assets/hq/gb/strategic-plan/2016-2021-es.pdf

 

Deja un comentario

Archivado bajo Gestión de Servicio, Interés general

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s