Los archivos familiares y personales. El archivo histórico Cipriano Rodríguez Santa María


Por: Marcela Revollo (Profesora U de la Sabana)

archivo

Cada día se reconoce más el inmenso valor que los archivos personales y familiares tienen para la investigación, la reconstrucción de la memoria de los pueblos, la identidad nacional, y la conservación del patrimonio histórico y cultural. La riqueza y variedad de sus contenidos, generalmente inéditos, y la amplitud de posibilidades que ofrecen para descubrir, desde los aspectos más íntimos de la vida de los actores sociales hasta su proyección pública, hacen de ellos una fuente inagotable para el conocimiento de la realidad histórica.

 Sin embargo, subsisten aún muchos obstáculos para lograr el máximo aprovechamiento de estos acervos documentales. Por un lado, aún no se tiene conciencia de este tipo de archivo como bien cultural y patrimonio nacional, por lo cual la mayoría de estos fondos permanece en manos de sus titulares como parte del patrimonio personal y familiar.

 Por otro lado, resulta innegable que algunos de los pocos archivos familiares y personales que se encuentran en entidades públicas, presentan serias deficiencias en su organización y en los instrumentos de descripción utilizados, por la aplicación de criterios de clasificación que no son específicos para este tipo particular de fondos. Esto se traduce en el quebrantamiento de su homogeneidad y coherencia interna que dificulta la labor del investigador y pone en riesgo la recuperación de la información contenida en ellos. No obstante, el reconocimiento de estos vacíos ha favorecido la construcción de un nuevo diálogo entre los diferentes profesionales que intervienen en estos procesos, lo que sin duda contribuye a la superación de estos obstáculos.

 En algunos países se vienen adelantando programas dirigidos a generar una cultura de confianza que anime a los propietarios a permitir el acceso a sus archivos familiares, para organizarlos y recuperar la información que ellos contienen. Algunas instituciones especializadas ofrecen para ello distintas modalidades que contemplan, desde el inventario y la digitalización de estos fondos, sin comprometer con ello la propiedad o tenencia de los mismos, hasta la venta, la donación o el depósito. Constituye un gran reto para estas instituciones generar esa confianza y sensibilizar a los propietarios para que les donen sus archivos, garantizándoles el tratamiento adecuado y el respeto a sus intereses y derechos, esfuerzo en el cual se halla empeñada la Universidad de La Sabana, desde el momento en que recibió en donación los fondos Manuel María Mosquera y David Mejía Velilla.

 El Archivo Cipriano Rodríguez Santa María, creado en virtud de la donación hecha por el presbítero Cipriano Rodríguez Santa María y David Mejía Velilla, está compuesto fundamentalmente por archivos personales y familiares. Su valor histórico se ve acrecentado por el hecho de que sus fondos recogen las huellas escritas de la vida y obra de protagonistas de primer orden, que en su momento impulsaron o hicieron parte de las decisiones que forjaron el rumbo de nuestro país, desde el siglo XVI hasta el siglo XX.

 Un archivo como este posee una particular riqueza; nos permite viajar a través del tiempo y el espacio, guiados por la pluma de figuras públicas que hicieron parte del gobierno colonial, de sus aciertos y fracasos; o de quienes participaron en la gesta libertadora y entregaron su vida a la construcción de la patria. Militares y eclesiásticos; políticos, abogados, letrados y poetas; comerciantes, mineros y hacendados dejaron su rastro en cuantiosos manuscritos cuya lectura nos convoca a atravesar las plazas y entrar en los salones, los conventos y los templos; a acampar en los cuarteles y recorrer los campos de batalla, las haciendas y las minas; a superar abismos, cruzar ríos, traspasar selvas y escalar montañas; a sufrir en el camino las inclemencias del tiempo, el sol ardiente, las lluvias y tormentas; a descansar en las estancias y descubrir en ellas sus secretos.

FONDO MANUEL MARÍA MOSQUERA

 Este fondo reúne la documentación producida por destacadas figuras públicas y privadas de la antigua provincia del Cauca. Con 25.131 folios, abarca desde el siglo XVI hasta el siglo XX (1595 hasta 1987), muy especialmente el período entre 1780 y 1880. Comprende dos secciones: el archivo familiar y personal acopiado por Manuel María Mosquera y Arboleda y algunos documentos relacionados con la familia Iragorri, entre otros.

FONDO DAVID MEJÍA VELILLA

 El Fondo David Mejía Velilla comprende cuatro subfondos constituidos por el archivo personal y familiar del prócer civil payanés Santiago Pérez de Arroyo y Valencia; el del general Marceliano Vélez; el de Bernardo J. Caycedo, con el archivo personal del arzobispo Fernando Caicedo y Flórez y una miscelánea de gran valor histórico.

Para no extendernos más, volveremos más adelante, detallando los subfondos que conforman los fondos mencionados y traeremos los apartes de una entrevista realizada al presbítero Cipriano Rodríguez Santa María.

1 comentario

Archivado bajo Interés general, Temas literarios

Una respuesta a “Los archivos familiares y personales. El archivo histórico Cipriano Rodríguez Santa María

  1. Diego Maldonado

    Felicitaciones por esa labor de rescate y difusión. Documentos necesarios hoy más que nunca para rescatar las raíces de esa patria llena de valores, de modo que sirvan para identificar lo qué es lo perenne, y así ver cómo aplicarlo hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s