LEY DE HABEAS DATA: Una perspectiva de la seguridad de la información


Por Álvaro Romero

 

infosec

 

La información personal y laboral que se difunde través de internet y da a conocer el lugar de trabajo, de estudio, de vivienda, los sitios visitados y hasta los gustos particulares, llevan a pensar la importancia de tener en cuenta los derechos y deberes que tenemos para preservar la confidencialidad, la seguridad y la distribución de dicho recurso.

 Actualmente el comercio electrónico ha llevado a las  empresas y demás entidades, de todos los sectores, a que realicen las campañas publicitarias de sus productos utilizando canales electrónicos de comunicación, como los correos electrónicos, las redes sociales, etc., herramientas que ofrecen, tanto,  ventajas y desventajas. La tecnología incide en la rapidez y eficiencia de las comunicaciones, pero además tiene sus implicaciones en términos de seguridad, que nos hacen cuestionar y analizar este tipo de publicidad y de ahí surgen algunos interrogantes como: ¿de dónde obtienen nuestros datos personales?, ¿usted ha autorizado utilizar sus datos para este tipo de servicio?

A los que muchos de nosotros quizá respondamos  “NO” y por supuesto, en algunas ocasiones hemos sido abordados con correos, llamadas y mensajes que nos ofrecen productos de poco interés y en ocasiones hasta incomodan por la insistencia del vendedor o del mensaje. De acuerdo con lo anterior, es bueno saber  que la LEY DE HABEAS DATA, más conocida como Ley de protección de datos entró en vigencia con el decreto 1377 de 2013 que reglamenta la Ley 1581 de 2012, con la cual Colombia se pone a tono con la importancia de proteger la privacidad y los datos personales de las personas; por este motivo doy a conocer algunos consejos para evitar caer en la infracción de la norma o ser víctimas de delitos informáticos:

Si es empresa, necesita: 

  • Autorización de los clientes para poder enviarle información u ofrecer productos vía telefónica.
  •  Garantizar que la información almacenada no va a ser usada por terceros.
  •  Contar con una infraestructura tecnológica que asegure la protección de los datos físicos y electrónicos.
  •  Tener políticas de protección de datos para su empresa.

 Si es cliente: 

  • Cuando diligencia formatos o responda encuestas con información personal averigüe para que va a ser utilizada esta información.
  •  Si llega a su correo o teléfono celular mensajes que no son de su interés, podrá exigirles que lo retiren de esas bases de datos.
  •  No diligencie información personal en sitios web no confiables; puede generar suplantación o hurto de identidad.
  • Tenga cuidado con los datos personales que da por teléfono.
  •  Busque su nombre en Google para saber en qué sitios esta su información personal.

De esta manera invitamos a todos los lectores a proteger su información personal y recordar que en caso de ser víctima de violación de datos puede acudir a las autoridades pertinentes para denunciar; a las empresas se sugiere mantener sus bases de datos a cargo de profesionales de la información de tal manera que se aplique la ética profesional y los debidos procesos para el procesamiento y manipulación de la misma.

Referencias bibliográficas

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s