Una mirada hacia nuestra cultura culinaria


cocina colombiana

Imagen tomada del Ministerio de Cultura: http://bit.ly/Hj2a8P

Por Freddy González Rincón

La cocina colombiana desde siempre se ha caracterizado como una combinación rica en aromas, sabores e ingredientes, que conserva viva la tradición y cultura de nuestros pueblos indígenas a través de los alimentos y su preparación.

 Precisamente, la gastronomía busca relacionar al hombre con su  entorno por medio de la alimentación. Para ello combina tecnología con conocimiento ancestral dando como resultado un cambio en la presentación.

 Resulta tan diversa la cantidad de platos colombianos que es difícil e inclusive erróneo hablar de un plato nacional. Cada región está muy bien representada por una cocina que destaca la sabiduría de sus gentes y el toque distintivo de sus costumbres, de la geografía y ubicación privilegiada de Colombia, de sus montañas y de sus llanuras, de su fauna y de su flora, de su clima y de sus aguas.

 La reivindicación de la cocina tradicional colombiana da cuenta de la fuerza y el valor intangible de nuestra gastronomía, la gran variedad de platos responde principalmente al mestizaje biológico y cultural entre los nativos suramericanos, los españoles y los africanos desde la época colonial, en la pluralidad de sus saberes y la geografía accidentada del país.

 No soy experto en cocina y tampoco el más idóneo para hablar de este tema, pero puedo decir que no hay nada más apetecible a la hora del almuerzo que un buen sancocho o un delicioso ajiaco cocinado con leña. Así que guiado por lo satisfactorio que es el buen comer, me animo a recomendar sobre este extenso e interesante tema la colección “Biblioteca básica de cocinas tradicionales de Colombia”, editada por el Ministerio de Cultura y que se puede consultar en la Biblioteca con la signatura 641.598 C718b. Compuesta por 17 volúmenes, aborda cuestiones como la historia de algunos alimentos, la influencia colonial en los sabores y costumbres locales, la influencia española en nuestra comida, en los ingredientes, en las técnicas utilizadas, la introducción de nuevos platos en nuestra dieta, entre otras.

 Se rescata la historia culinaria de diferentes regiones del país, desde la época Precolombina hasta la Colonia, desde el Nuevo Reino de Granada hasta la República, desde el fogón local hasta el latinoamericano. Presenta un recorrido de sus costumbres, su cultura y el intercambio constante y fascinante de su saber culinario con los países vecinos.

 Es una colección de relatos y descubrimientos culinarios asociados a rituales, a la economía, a la agricultura, así como una expresión de poder hacia los conquistadores, donde se describen productos, recetas, preparaciones, distribución y abastecimiento de ingredientes nativos, comportamiento en la mesa y un sin número de narraciones que constituyen nuestra memoria e identidad nacional.

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s