Tres autores para entender el paro agrario


Por Carlos Maldonado

En las últimas semanas usted se ha preguntado o sabe de alguien que pregunta: ¿Por qué el paro, agrario, cafetero, minero, transportador, etc.?… Y si yo le  dijera que uno de estos libros se escribió en 1954, ¿me creería que con él se entiende más de la mitad del porqué del paro nacional?

Foto tomada del diario El Tiempo / 29 de Agosto de 2013

Por allá en el año de 1954, el señor Eduardo Caballero Calderón, escritor de origen bogotano y nacido en el año de 1910, escribió Siervo sin Tierra.,  Este libro aparte de ser una de sus obras más conocidas es uno de los libros de mayor lectura a nivel escolar.

El libro trata sobre la lucha constante de Siervo Joya, un campesino pobre, de raza indígena y muy ignorante, alto, flaco, tanto que se le notan las costillas; sus piernas duras y elásticas, sus pies anchos y gruesos sus manos grandes y fuertes que sobresalen al igual que sus únicos cuatro dientes.

Después de prestar el servicio militar obligatorio, regresa al campo, en donde arrienda  una pequeña parcela, en la que trabaja arduamente en el cultivo de maíz, al tiempo que  es peón en n trapiche vecino. Siempre vive sometido a los terratenientes y administradores que lo explotan y finalmente la ignorancia de Siervo termina destruyéndolo a causa de los colores políticos.

Este libro comparado con el paro que  ha vivido el país muestra que a pesar de casi medio siglo el campesino sigue luchando por un cometido contra muchos oídos sordos.

El paro no ha sido solo  campesino, también usted apreciado lector ha escuchado o leído sobre el paro minero, para esto le propongo la lectura del libro: La Rebelión de las Ratas, del escritor boyacense Fernando Soto Aparicio.

Este libro nos narra la historia de Rudecindo Cristancho, un hombre humilde, del campo, que por cosas del desempleo llegó a un pueblo llamado Timbalí. Rudecindo tiene a su esposa embarazada y dos hijos más. Él consigue trabajo en una mina de carbón y es allí donde conoce a los otros mineros y mantienen una muy buena amistad. Desde el primer momento él se siente explotado pero no dice nada porque al final de cuentas “es mejor ganar poco y trabajar como animales que no ganar nada y morir de hambre”. Los norteamericanos explotaban laboralmente a los ignorantes mineros pero alguien tenía que hacer algo. Después Rudecindo se fue llenando de ira y la huelga fue una realidad.

Con este otro libro los lectores podrán entender las formas y estilos de trabajos de los mineros y por qué pasando de la ficción a la realidad hay un paro minero.

Para finalizar quiero citar al escritor también bogotano Alfredo Molano Bravo, su libro Siguiendo el Corte, en formato de crónicas muy característico de las obras de él, contiene seis relatos a través de entrevistas, cuya información se escoge, se suma y se agrega a un personaje clave.

En este libro se describe la realidad de violencia que aun hoy persiste en los llanos de Colombia, y cómo esta afecta de manera transversal y caótica a la sociedad en cuyos márgenes se circunscribe el conflicto actual.

Estos libros los puede consultar en la Biblioteca con el siguiente número topográfico

  • Siervo sin tierra: C 863.42 C112s1
  • La Rebelión de las Ratas: PL-C 863.4 S718r1
  • Siguiendo el corte: 333.2 M717

Deja un comentario

Archivado bajo . . Bienvenida . ., Temas literarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s