Del papel a la pantalla


Por: Álvaro Romero

Actualmente nuestra sociedad está experimentando cambios tecnológicos de una manera rápida y a veces imperceptible. Las personas nos hemos visto involucradas con la implementación de tecnologías de manera voluntaria o involuntaria, ya que la información que requerimos a diario para nuestras tareas académicas, laborales o personales se encuentra en formato electrónico y por lo tanto somos  participes de la llamada sociedad de la información, la cual se caracteriza por utilizar las herramientas informáticas para ofrecer la creación, manipulación, resguardo y distribución de la información

En el ámbito educativo los profesores, estudiantes y en general toda la comunidad universitaria ahora saben que en las bibliotecas se ofrecen libros electrónicos, recursos en línea y documentos digitales. Se brindan facilidades de acceso a la información bibliográfica, pero al mismo tiempo se provocan reacciones no muy positivas entre las personas que se resisten al cambio y están acostumbradas a que la información siempre se les presente en medio físico. Esta situación sirve para proponer un tema bastante interesante y de estudio para los profesionales en ciencia de la información y para todos aquellos que son usuarios constantes de los documentos bibliográficos que se encuentran en formato en físico o electrónico.

documento electronicoLos nuevos servicios de información ofrecidos por las bibliotecas como las bases de datos académicas, los libros y revistas electrónicas, han tenido gran acogida ya que posibilitan la interactividad entre los documentos y los usuarios donde se genera un grado de comunicación entre ellos. Es posible  intercambiar mensajes de preguntas y respuestas el uno al otro y además se pueden realizar diferentes tareas sobre estos como lo son el subrayado, la búsqueda del significado de un término, saltar páginas, relacionar información con otros documentos, etc., teniendo como único requisito que estemos conectados a la red. En nuestro diario vivir se puede acceder a este tipo de documentos desde dispositivos móviles como los teléfonos inteligentes, las tabletas, los computadores portátiles teniendo gran facilidad de consulta desde cualquier sitio en que nos encontremos.

Para terminar es importante resaltar que los documentos digitales nos permiten integrar formatos de texto, imágenes y sonidos en uno solo con el fin de brindar mejor información a los usuarios. Invitamos a todos los usuarios a consultar la información bibliográfica que se encuentra en soporte electrónico ya que es de gran utilidad y su fin no es reemplazar a los libros físicos, sino ser un gran apoyo  para la preservación de la información, la reducción del especio físico dedicado al papel, la disminución de procesos de impresión  gracias a lo cual se cuidará el medio ambiente, se ahorrará tiempo y se tendrá mayor accesibilidad en la búsqueda y obtención de documentos.

A toda la comunidad de la Universidad de la Sabana la invitamos a consultar nuestras bases de datos, libros y revistas electrónicas y todos los recursos de la página especializada de la Biblioteca Octavio Arizmendi Posada incluso fuera de nuestro campus a través del acceso remoto. Además, si tienen alguna duda pueden preguntarle a cualquiera de los funcionarios de la Biblioteca o ver los tutoriales dispuestos para su información.

Deja un comentario

Archivado bajo Temas académicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s