Televisión y hábitos de lectura


Por: Adriana Bello

Como consecuencia de la globalización, herramientas como la televisión e Internet han venido tomando fuerza dentro de las más utilizadas por la niñez y la juventud contemporánea. Como resultado de esto, otro tipo de actividades ─como la lectura─ han sido relegadas alterando el normal desarrollo de los jóvenes y por ende moldeando un prototipo de adulto que no es fácilmente adaptable a los ideales de la sociedad actual.

Un ejemplo claro de lo anteriormente expuesto, es el estudio realizado por un equipo de científicos de la Universidad neozelandesa de Otago. Esta investigación se centró en calibrar el tiempo que un millar de niños nacidos entre 1972 y 1973, pasó frente al televisor durante diez años, de los 5 a los 15 años de edad. Al llegar a la edad adulta, el estudio nos muestra una relación directa entre el tiempo transcurrido en frente del televisor y el comportamiento agresivo y antisocial del adulto joven.

Paralelo a esta investigación y más específicamente en el caso colombiano, nos encontramos con un estudio realizado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (EIA). Según el estudio, seis de cada diez niños evaluados no lograron superar las pruebas de comprensión de lectura ubicando a Colombia en último lugar entre 45 países evaluados.

niñostvSi bien no podemos concluir de manera radical que hoy en día nuestra infancia está utilizando todo su tiempo libre frente al televisor, perdiendo la oportunidad de adquirir hábitos de lectura que podrían enriquecer académica y socialmente su formación, es claro que existe una relación directa entre la agresividad, el tiempo frente al televisor y la reducción en los hábitos de lectura.

De esta manera, el papel de la escuela, la familia y la biblioteca y sus proyectos de promoción de lectura toman gran importancia como agente de cohesión social, ya que se reinsertan en los proyectos sociales con objetivos claros e ideales puntuales de progreso comunal e individual. En el hábito de leer no solo está implícita la posibilidad de crear e imaginar nuevos mundos, sentimientos y emociones. No olvidemos que la la lectura también nos brinda beneficios como:

–    Enriquecimiento del vocabulario
–    Aprender a pensar
–    Aprendizaje de ortografía
–    Conocer otros mundos
–    Apropiarnos de la cultura
–    Aprender a elegir
–    Aprender a expresarnos
–    Ser autónomos
–    Desarrolla la imaginación

¡Así que a apagar el televisor y tomar un buen libro!

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s