Fútbol, pasión y dolor a través de las letras: un homenaje a Miguel Calero


Por: Luisa Margarita Henao

He sido hincha del fútbol desde que tengo memoria. Mi papá y mis tíos me llevaban al estadio a ver al “Santafecito lindo”, con los años fui del rojo, pero rojo skarlata; el America de Cali que tantos triunfos cosechó en el pasado y que ahora tiene un destino incierto en el Torneo Postobon.

CaleroEste es un momento propicio para rendirle tributo al buen fútbol, al de gestas inolvidables y guerreros inmortales. A muy temprana edad se fue un grande, Miguel “Show” Calero (1971 – 2012), reconocido arquero del Deportivo Cali, el Atlético Nacional, el Pachuca de México y la Selección Colombia. Se ganó el apodo de “Show” por su estatura, 1.90, su físico envidiable y por su estilo original en el arco que incluía toda clase de voladas sin importar qué tan peligrosos fueran los disparos.

Calero hizo parte de una generación de excelentes arqueros como Eduardo Niño, René Higuita, Óscar Córdoba y Farid Mondragón, por esta razón sus participaciones en la Selección Colombia fueron reducidas a pesar de su brillante desempeño en el campeonato nacional. Fue titular en la Copa América de 1999, en el equipo dirigido por Javier Álvarez. En el partido contra Argentina le atajó un penal a Martín Palermo quién falló en la ejecución de otros dos y Colombia ganó 3 a 0.

Después de cosechar triunfos en el fútbol colombiano, llegó al Pachuca en el año 2000. Con los “tuzos” jugó 394 partidos en ocho años, fue campeón en tres ligas (2003, 2006 y 2007) y se ganó el cariño incondicional de una hinchada que lo acompañó siempre y que asistió en masa para darle el último adiós.

A Calero le quedaron muchos sueños inconclusos y estas fueron sus palabras casi proféticas al retirarse del Pachuca: “Llegué tuzo, crecí tuzo, me voy tuzo y seguramente moriré tuzo”. “Ha llegado el momento de decir adiós, todo lo que hice, lo hice pensando en Pachuca, me voy feliz. Aquí construí una gran familia; si volviera a nacer, me llamaría Miguel Calero, sería portero y defendería los colores del Pachuca”.

Sobre futbol se han escrito compendios, novelas, crónicas, artículos entre otros. Como parte de este homenaje a Miguel Calero en particular y al balompié en general, quiero recomendarles algunos libros:

La gran historia del fútbol profesional colombiano: 60 años de logros, hazañas y grandes hombres / Guillermo Ruiz. 796.33 G748
Este libro pretende resumir de manera fiel sesenta años de historia del fútbol profesional colombiano, en él aparecen todos los equipos campeones, los jugadores, las estadísticas y hasta el minuto a minuto de cada final. Estas son razones suficientes para destacar con creces el relevante papel del fútbol nacional y rememorar las vivencias de todos aquellos que con gran esfuerzo han forjado su dimensión como deporte de multitudes.

¡Calcio! / Juan Esteban Constaín. C 863.5 C757c
No es una novela histórica, es una novela prehistórica: el relato del primer partido de la historia.
¿Cuándo y dónde se jugó el primer partido de fútbol? El profesor Arnaldo Momigliano, reconocida eminencia y experto en el mundo antiguo, se atrevió a formular esta hipótesis: en 1530, en la plaza de la Santa Croce de Florencia, rodó por primera vez el balón sin que los jugadores pudieran usar las manos. La audacia de Momigliano hizo que la academia de Oxford, de cuyo exclusivo círculo él formaba parte, pusiera el grito en el cielo: ¡el fútbol, como la hora del té, es una invención inglesa! Sobre este punto no cabía discusión alguna. Es entonces cuando el profesor Momigliano recrea el feroz enfrentamiento entre el imperio español y la república florentina, y la insólita celebración de un juego de calcio para resolver la disputa.

Los once de la tribu: crónicas / Juan Villoro. 070.44 V759l
Celebración del juego que abarca desde los juegos de pelota prehispánicos hasta el fútbol que hoy llena estadios y tanto entusiasmó siempre al autor, este libro apasionado y ruidoso es un retrato íntimo de la cultura de masas. Aquí los datos y la mirada oblicua del testigo buscan su mutua complicidad como si quisieran demostrar que la realidad ocurre para ser narrada. “Cuando los héroes numerados saltan a la cancha”, escribe Villoro, “lo que está en juego ya no es un deporte. Alineados en el círculo central, los elegidos saludan a la gente. Sólo entonces se comprende la fascinación atávica del fútbol. Son los nuestros. Los once de la tribu.”

El fútbol a sol y sombra / Eduardo Galeano. 796.334 G151f
Este libro rinde homenaje al fútbol, música del cuerpo, fiesta de los ojos, y también denuncia las estructuras de poder de uno de los negocios más lucrativos del mundo. “La tecnocracia del deporte profesional” -escribe el autor- “ha ido imponiendo un fútbol de pura velocidad y mucha fuerza, que renuncia a la alegría, atrofia la fantasía y prohíbe la osadía. Por suerte todavía aparece en las canchas, aunque sea muy de vez en cuando, algún descarado carasucia que se sale del libreto y comete el disparate de gambetear a todo el equipo rival, y al juez, y al público de las tribunas, por el puro goce del cuerpo que se lanza a la prohibida aventura de la libertad”. Escribiendo este libro, el autor ha querido hacer con las manos lo que nunca pudo hacer con las piernas. Cuando era niño, Galeano quería ser jugador de fútbol, pero sólo jugaba bien, y hasta muy bien, mientras dormía.

El fútbol es sagrado / Fontanarrosa. 741.5982 F679f
Humor gráfico con temática futbolística, cada chiste es un punto en el recorrido del mundo del balompié. Los jugadores, los DT, los dirigentes, los hinchas, los periodistas y situaciones que se mezclan entre ellos. El absurdo y la exageración hacen clic en el efecto cómico de manera muy efectiva. La ironía con la que están hechas algunas viñetas pone de manifiesto contradicciones que “te dejan pensando”. Un libro “sagrado” que trata de algo “sagrado” haciendo reír con situaciones “profanas”. Un ejemplar que no debe faltar en la biblioteca del futbolero

Crónicas de fútbol / Guillermo Cano. 796.33 C227c

La copa del mundo, de 1930 a 1994: el fútbol detrás del fútbol / Fernando Araújo Vélez. 796.334668 A663c

Ariel y Calibán: crónicas de fútbol / Alastair, Reid. 796.334 R353a

El día que me disfracé de Calero – Germán Arango F.

1 comentario

Archivado bajo Interés general, Temas literarios

Una respuesta a “Fútbol, pasión y dolor a través de las letras: un homenaje a Miguel Calero

  1. GUILLERMO VENEGAS

    Hola a todos y en especial a quien escribio sobre este gran arquero miguel calero…. muchas anecdotas y recuerdos que siempre estaran en nuestra mente y corazon ….aprendimos de el y ahora lo aprendemos en estas referencias de libros y cronicas que nos llevan a un mundo pleno de emociones y juego fuerte entre 11 contra 11….

    Un abrazo y bendiciones…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s