“Entre gustos… no hay disgustos”


Por: Viviana Colmenares

En varias ocasiones el gusto por el cine se convierte en algo más que simple entretenimiento y traspasa nuestros sentidos.

Es así como comienzo este artículo contándoles que hace poco vi una película colombiana llamada “Los colores de la montaña” (791.43655 C719). Esta película presenta una mirada sensible y fuerte del conflicto armado desde la óptica de los niños, logrando conmover  y motivar  hacia una reflexión sobre la dura y triste situación del país. Pero sin importar el tema central puedo decir que me encanto, aunque al recomendarla me he encontrado con la respuesta de que la película no ha sido aceptada de la misma manera y me responden… ¡No me gusto en absoluto!

Acepto que esta respuesta me sorprendió, claro está que también es importante reconocer que el gusto y la calidad no necesariamente van de la mano. Es común encontrarse  en este medio con gran variedad de gustos y criterios; en mis funciones diarias he escuchado a usuarios calificando a una película como “buena o mala” “esa película es malísima por no decir pésima”, “la película es algo lenta”, “no hay acción”, o  simplemente “no la entendí”.

Ahora bien, esta pluralidad de visiones se debe a que el análisis de una película puede hacerse desde varias perspectivas, ya sea desde el punto de vista técnico, desde la puesta en escena, el ambiente, los personajes, la trama y otros elementos que hacen posible el análisis de una película. Además no se debe olvidar la interpretación que hace cada espectador desde su intereses y sus áreas de conocimiento, y esto es lo que  hace realmente emocionante este proceso. Cada espectador analiza una película a partir de sus propios elementos de juicio. Puedo decir que en ocasiones me he encontrado con películas y libros “malos” que  me encantan pero que a otras personas no, y viceversa.

Así que personalmente creo que las películas son como los libros: el gusto es algo personal, que depende de nuestros agrados, pasiones y aficiones, así que no hay nada mejor que cada uno saque sus propias conclusiones.

Y recuerden, “entre gustos…no hay disgustos”.

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s