Lectura y escritura para la inclusión social


Por: Luisa Margarita Henao

A finales de septiembre se llevó a cabo el tercer foro del programa Un País Unido por la Educación: “Lectura y escritura para la inclusión social”, en la Cámara de Comercio de Bogotá. El foro lo organizaron la Revista Semana, la Fundación Empresarios por la Educación, el Ministerio de Educación Nacional, el Consejo Privado de Competitividad y la Organización de Estados Iberoamericanos.

En la instalación del evento participó la Ministra de Educación, María Fernanda Campo, quien presentó el programa del Ministerio: Leer es mi cuento; programa que beneficia a más de 5 mil instituciones educativas del país y que tiene como objetivo principal estimular a los niños para que se acerquen a los libros y vean en ellos una fuente de conocimiento y de diversión y así poder aumentar los índices de lectura en el país.

El foro contó con la presencia de la conferencista chilena Constanza Mekis Martínez, Coordinadora Nacional de Bibliotecas Escolares CRA del Ministerio de Educación de Chile. Ella resaltó la importancia de la experiencia lectora a partir de la labor del docente, como precursor del gusto por la lectura y el aumento de competitividad en los estudiantes.

El tema principal se centró en los índices de lectura y escritura en el país y se dividió en tres paneles enfocados en: la lectura y la escritura como política pública. Esta fue la parte más extensa y aunque se nota el esfuerzo de las ciudades por incentivar la lectura, muchos de los programas van decayendo y no se hacen mayores esfuerzos por mantenerlos. Un punto importante sobre el que habló el director del CERLALC fue la creciente necesidad de formar bibliotecarios para un mayor aprovechamiento y difusión de los nuevos recursos digitales.

Otro panel estuvo a cargo del tema: una mirada multidisciplinar a la lectura y la escritura. Se destacó la intervención de Fabio Jurado, profesor de la Universidad Nacional. Él expuso que se debe reforzar la educación media, preparar a los jóvenes para que tengan la capacidad de leer y escribir cuando llegan a la universidad. Opina que la lectura es un placer efímero, leer es más un trabajo, un esfuerzo. Los talleres de lectoescritura deben estar orientados en primer lugar a los profesores de todas las carreras universitarias. La escuela debe ser un lugar en el que en vez de insistir en el hábito lector se debe hacer énfasis en la necesidad de leer que parte de la necesidad de indagar. A través de la lectura se encuentran respuestas. Se deben formar lectores críticos que van un paso adelante de los lectores alfabetizados. Los lectores críticos pueden entender mejor la sociedad.

En el último panel se habló sobre la lectura y la escritura… un asunto de todos. En el que la conclusión fue que el aumento de las competencias, el gusto por la lectura y las habilidades en la escritura son un asunto que compromete a todos los sectores y a todos los actores del país. La lectura y la escritura constituyen un compromiso que empieza en el hogar, se desarrolla en la escuela y se vive en sociedad. En este panel se destacó José Tomás Henao, director editorial global de Norma quién leyó un cuento corto y así demostró una vez más que el gusto por la lectura surge de la afición que se tiene a cualquier edad por escuchar historias y que bien enfocada es el camino hacia los buenos libros.

Deja un comentario

Archivado bajo Temas académicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s