Philip Roth, Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2012


Por: Carmen Ruiz

El escritor estadounidense de origen judío Philip Roth fue galardonado el pasado 6 de junio con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras. El jurado destacó que su narrativa “forma parte de la gran novelística estadounidense, en la tradición de Dos Passos, Scott Fitzgerald, Hemingway, Faulkner, Bellow o Malamud. Personajes, hechos, tramas conforman una compleja visión de la realidad contemporánea que se debate entre la razón y los sentimientos, como el signo de los tiempos y el desasosiego del presente. Posee una calidad literaria que se muestra en una escritura fluida e incisiva”.

Roth, de 79 años, estudió literatura inglesa y fue profesor en varias universidades. Durante años compaginó la docencia con la literatura hasta que en 1992 decidió dedicarse con exclusividad a escribir. Es autor de más de treinta novelas, algunas de ellas llevadas al cine, entre las que se encuentra su famosa “trilogía americana”, compuesta por Pastoral americana (1997), premio Pulitzer, Me casé con un comunista (1998) y La mancha humana (2000). Personalmente, el libro que más me ha gustado de él es Patrimonio. Una historia verdadera (PL 813.5 R845p) que ganó el National Book Critics Circle Award en 1992. En sus páginas, honestas y valientes, también sensibles, Roth parece alejarse del sarcasmo incisivo que le caracteriza para ofrecernos al mejor de sus personajes: su padre. Con él, enfermo de cáncer, ajustará cuentas mientras reflexiona acerca de la muerte y de las relaciones entre padres e hijos.

Sirvan estas líneas para felicitar a los miembros del jurado del Príncipe de Asturias de las Letras que un año más han acertado con su decisión. Creo que los del Nobel de Literatura deberían seguir su ejemplo y reconocer, como han hecho los anteriores, a algunos de los mejores escritores del momento, iluminadores de los rincones oscuros de la condición humana y cuyas novelas nos abren a otros mundos, a otros paisajes: el libanés Amin Maalouf, el albanés Ismaíl Kadaré, el israelí Amos Oz, la marroquí Fatema Mernissi, el italiano Claudio Magris o el norteamericano Paul Auster, por escoger a algunos de los premiados en Asturias.

Por último, si me lo permiten, quisiera sugerirles la lectura de otros “Roth”, también escritores, también judíos. No sé, hay algo en su escritura que se me antoja único: un vislumbrar aspectos de nuestra existencia que a la mayoría se nos esconden y nombrarlos. El primero de ellos es Henry Roth (1906-1995), nacido en Galitzia, actual Ucrania, pero emigrado muy pequeño a Estados Unidos. Les recomiendo su gran novela Llámalo sueño. El segundo, el periodista y escritor austríaco Joseph Roth (1894-1939), considerado de los mejores escritores del periodo de entreguerras y mi favorito sin duda. No dejen de leer La marcha de Radetzky (839.2436 R845m), La cripta de los capuchinos (839.2436 R845cr), algunos de sus magistrales relatos breves como El busto del emperador (839.2436 R845b) o El triunfo de la belleza, sus deliciosas Crónicas berlinesas o sus paisajes narrados como Las ciudades blancas (839.2436 R845ci) y Viaje a Rusia.

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general, Temas literarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s