Titanic, 100 años de una tragedia


Por: Ricardo Vargas

Por estos días, se recuerda la tragedia más importante del transporte marítimo en tiempos de paz, el hundimiento del Transatlántico de pasajeros R.M.S Titanic (Royal Mail Steamship Titanic), ocurrida el 14 de Abril de 1912, a las 11:40 p.m. cuando chocó con un iceberg, al sur de las costas de Terranova.

Construido en los astilleros Harland and Wolff, en Belfast (Irlanda del Norte), partió hacia Nueva York, con 2.227 pasajeros a bordo, pero a pesar de que cumplía con los requerimientos en seguridad de la época, solamente llevaba botes salvavidas para 1.178 personas. Por eso, la elevada cantidad de víctimas mortales, y solamente hubo 711 sobrevivientes.

Se diseñó con la más avanzada tecnología de la época: mamparos herméticos que dividían el casco en 17 secciones independientes, se creía que podían mantenerlo a flote a pesar de una rotura. Una estación de telegrafía Marconi de alta potencia, hélices de 3 palas… y la sección de primera clase era la más lujosa que se había hecho en barco alguno, por lo anterior, la prensa lo consideró “insumergible”.

El barco representaba a la sociedad de comienzos del siglo XX, que venía de un proceso de industrialización incomparable, en la que aumentaba la riqueza a la par del tiempo libre. El telégrafo inalámbrico de Marconi, unido con las ondas radiales de Hertz hizo que las distancias se acortaran y que la información fluyera de un continente a otro con total naturalidad. La radio que estaba en sus inicios, comenzó a ser importante para las personas del común que podían mantenerse al tanto de lo que pasaba en el mundo con solo girar una perilla y encender el receptor. La estación de Marconi en Long Island, fue la que recibió el llamado de auxilio (SOS) esa fatídica noche y luego envió la información a la Casa Blanca. Cafés al estilo de París, pisos de linóleo, una chimenea de mármol blanco, estatuas de dioses griegos, vitrales, adornos de bronce…etc completaban la escena. Algo muy diferente pasaba bajo la cubierta del barco en las secciones de segunda y tercera clase, donde solamente se tenía acceso a un camarote muy sencillo, un comedor general y servicios básicos.

La web Ancestry, especializada en rastreos genealógicos, abrió el acceso a su base de datos hasta el 31 de mayo, allí se pueden consultar los registros históricos del Titanic (lista de pasajeros, lista de sobrevivientes, fotografías, planos, etc.), además desde la página de Natgeo se puede descargar una aplicación para el ipad con contenido del Titanic.

Para android dentro de google play, hay un listado de aplicaciones que van desde papeles tapices y protectores de pantalla hasta sonidos del barco.

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s