Día Mundial del Teatro


Por: Carmen Ruiz

Desde 1962, cada 27 de marzo se celebra el Día Mundial del Teatro, una iniciativa del International Theatre Institute (ITI) y de la Unesco. La ITI es la red internacional más importante de profesionales del teatro que se creó tras la Segunda Guerra Mundial con el fin de difundir las artes escénicas como medio de intercambio cultural y entendimiento entre naciones. Este año el encargado de escribir y difundir el mensaje del 50º aniversario fue el actor John Malkovich, quien dijo a sus colegas: “Puede que su trabajo sea convincente y original. También espero que sea profundo, emocionante, contemplativo y único. Puede que nos ayude a reflexionar sobre la cuestión de lo que significa ser humano, y puede que la reflexión esté guiada por el corazón, la sinceridad, la franqueza y la elegancia. Ojalá que su labor teatral sirva para superar las adversidades, la pobreza y al nihilismo, pues muchos de ustedes estarán en la obligación de hacerlo. Que ustedes posean la bendición del talento y del rigor para enseñarnos los latidos del corazón humano palpitando en toda su complejidad, y tengan la humildad y la curiosidad para crear el trabajo que han de forjar a lo largo de toda su existencia. Y puede que los mejores de ustedes, porque serán solo los mejores de ustedes, lograrán el triunfo al responder a la interrogante básica acerca de cómo es que vivimos. Dios mediante, espero que lo consigan”.

No sé si ustedes comparten esta visión  de que el teatro, como la literatura en general, puede cambiar el mundo. No sé si hayan leído a Shakespeare, García Lorca, Molière, Pirandello, Esquilo o Miller, ni si hayan ido al teatro en alguna ocasión. Tal vez sean como Héctor Abad Faciolince que confesó con una ironía demoledora en su columna que siente verdadera fobia por las representaciones teatrales, a su juicio, exageradas y de un dramatismo insoportable, pero que le fascina el teatro leído o el cine.

A mí me gusta el teatro en todas sus formas, disfruto leyendo teatro, pero me parece insustituible la experiencia de ver a los personajes cobrar vida en los actores. Atesoro en mi memoria momentos emocionantes, divertidos, embarazosos o inspiradores en el teatro: por ejemplo, pasé un verdadero mal rato cuando presencié con mi mamá una versión un tanto “moderna” de Romeo y Julieta, me enamoré en Quito con el grupo de teatro Malayerba mientras representaban Nuestra Señora de las Nubes, entendí el alma rusa con un montaje de La gaviota de Chejov en el Kennedy Center de Washington, gocé con la deslumbrante comedia Arte de la dramaturga francesa Yasmina Reza, me inspiró la adaptación teatral del Diario de Adán y Eva de Mark Twain que ví en Madrid, no recuerdo una mejor Antígona que la de la del Festival de Teatro de Manizales y hace dos años, en la obra Isabel viendo llover en Macondo, la fuerza del monólogo que recitaba una actriz vasca octogenaria me transportó, como no lo había hecho la lectura, al universo mítico de las novelas de García Márquez.

Hasta el 8 de abril Bogotá acogió el XIII Festival Iberoamericano de Teatro. Fue una ocasión perfecta para disfrutar de todo lo que nos puede ofrecer la literatura en vivo. De entre la variedad y la riqueza de las obras pude presenciar la adaptación mexicana de Incendios del escritor libanés Wajdi Mouawad en el Teatro Estudio Julio Mario Santo Domingo. Dos hermanos se ven impulsados a cumplir la última voluntad de su madre, que consiste en entregar un par de cartas: una a su padre, que creían muerto, y otra a un hermano del que no sabían.  El viaje de investigación y descubrimiento que desencadena este extraño pedido profundiza en la fuerza de las tradiciones libanesas, enmarcada dentro del contexto de la guerra, su absurdo y sus coincidencias. Una historia emotiva, con versión cinematográfica que compitió por el Oscar a mejor película extranjera en el 2011.

Vayan al teatro siempre que puedan. Próximas citas en Colombia: Festival Internacional de Teatro de Manizales en septiembre y Festival Colombiano de Teatro Ciudad de Medellín en octubre.

Deja un comentario

Archivado bajo Temas literarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s