SOPA y PIPA dentro de la academia y las bibliotecas (Parte 2)


Por: Iván Alonso Alarcón

Por lo que he leído en diversas fuentes sobre los proyectos de ley SOPA y PIPA–no he leído el texto como tal del proyecto- quienes la promovían dicen que se aplicaría solo a personas que suben videos o películas, a quienes por ejemplo manejan cuevana o taringa, que usan rapidshare para subir programas o películas. Pero la situación podría ir mas allá, siendo la educación superior una de las afectadas.

Dentro de los posibles afectados estarían los recursos educativos abiertos que proveen contenidos para cursos. Si hubieran sido aprobadas, un profesor en la plataforma moodle no podría trabajar con un texto o un video, o una aplicación que encuentra en la red porque violaría las normas de autor.

SOPA y PIPA podrían haber revertido los cambios en las tecnologías, y el intercambio de conocimiento se hubiera estancando causando barreras  parecidas al muro de la tortilla que separa México de Estados Unidos. No habría versiones más económicas de tabletas indias que puedan competir en el mercado con el Ipad. Tal vez un profesor norteamericano no podría publicar en una revista científica universitaria de otro país diferente al de su origen, y creative commons como lo conocemos cambiaria.

A nivel de bibliotecas se crearían tensiones entre los titulares de las obras y las bibliotecas, no se permitiría el fotocopiado o el copiado de una videograbación lo que en Colombia es válido solo para fines académicos, y en sintesís los derechos de autor y los permisos caerían en tierra de nadie que solo se resolvería con largos debates y reflexiones –carta de la comunidad bibliotecológica al Congreso-.

Apenas es un round y luego de la calma volverá la tempestad, el Congreso estadounidense ya está trabajando en una contraofensiva para defender a una empresa temerosa como lo es la del entretenimiento y que involucrará en la discusión a todos los que utilizamos un computador conectado a internet, junto con una comunidad científica y educativa en aras de buscar acuerdos que no vulneren a las partes y lograr una libertad digital.

Lo importante desde la academia y las bibliotecas es escribir y generar la charla sobre las implicaciones que tienen estas iniciativas no sólo resaltando el estilo represivo que tienen, sino también aportando soluciones y declarar así que internet es para el avance de la humanidad.

Espero que un próximo artículo de este blog ayude a profundizar en este tema.

2 comentarios

Archivado bajo Interés general, Temas académicos

2 Respuestas a “SOPA y PIPA dentro de la academia y las bibliotecas (Parte 2)

  1. Pingback: Qué opino sobre SOPA y PIPA « Biblioteca Octavio Arizmendi Posada

  2. Pingback: Carta abierta de COAR a Elsevier « Biblioteca Octavio Arizmendi Posada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s