Derecho desviado


Por: Felipe Contreras

Las herramientas para difundir la información han cambiado al igual que la tecnología mientras que la sociedad cambia y se ve dispuesta a cambiar y evolucionar en su manera de actuar y pensar. Hoy en día existe el debate de los derechos de autor y el respeto que se les puede dar en la red a los autores y sus representaciones intelectuales. Este cambio está dado porque la comunicación en la red es inmediata y no se necesita de un intermediario editorial para publicar nuestras opiniones, tal como lo vemos en los blogs.

Leyendo La Problemática de los Derechos de Autor en Internet y las Nuevas Tecnologías, artículo realizado por Nicolás Isaksson, Giancarlo Ortega y Juan David Velásquez de la Revista Derecho Informático, proponen que se deben respetar los derechos de autor por un beneficio en parte  económico que estaba adscrito a lo físico y que para fortalecer los derechos de autor se le debe dar una responsabilidad a la tecnología al acceso por medio de claves.

El derecho no debe ser subjetivo a los cambios de la tecnología y la sociedad como ya lo había mencionado. El derecho está en la sociedad para llevar igualdad, respeto y defender los intereses comunes;  en el mundo editorial estos intereses se ven reflejados en lo económico, pero en la web es más difícil reconocerlos, tal vez porque la información está allí y es más difícil identificar qué imagen, escrito o representación tiene derechos de autor. El derecho debe cambiar, no buscar el fin económico sino enfocarse en otro derecho, el universal, la libre expresión, opinión y la libertad de acceso a la información como patrimonio de la humanidad como un derecho de todos, que favorece a todos.

Claro está que al generar información debemos respetar las condiciones bajo las que están las distintas representaciones, tener en cuenta las licencias bajo las cuales fue publicada dicha información, bajo que parámetros el autor delega su opinión para que sea utilizada o por lo menos mencionar al autor. Una de estas alternativas son los tan nombrados Creative Commons que dan un viraje y alternativa para ser reconocido en la red donde el autor escoge libremente como ser reconocido por su obra.

Debemos preguntarnos a la hora de descargar información, ¿Quién realizo lo que estamos copiando? Y respetar las licencias a las cuales los autores fueron inscritos  para poder hacer un buen uso de la información, enfocado a la opinión, a la comunicación, educación y no a lo económico.

Deja un comentario

Archivado bajo Temas académicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s