La biblioteca del futuro


Por: Alba Teresa Correa

Las profecías sobre el futuro de las bibliotecas citan regularmente la obra “La Biblioteca de Babel” del escritor argentino Jorge Francisco Isidoro Luis Borges, más conocido como Jorge Luis Borges. Ya han pasado más de 70 años desde su publicación, en este escrito el planteaba una biblioteca sin límites en forma de caracol y miles de pasillos que se entrecruzaba. Daniel Salgado en el periódico El País, comenta las opiniones variadas que sobre la biblioteca del futuro se plantean historiadores, escritores, novelistas entre otros, donde “La biblioteca de Babel”, en “Ficciones”, se convirtió en tópico para imaginar cómo serán los almacenes de libros en lo que Gubern denomina Galaxia Leibniz.

En el encuentro que se realizó en Santiago de Compostela sobre el pasado, presente y futuro de las bibliotecas, Roman Gubern explica que “La meta es que el universo cultural entero pueda aparecer en la pantalla de consulta, hacer real el concepto totalizador de la biblioteca de Babel de Borges”, también en ese encuentro el escritor Claudio Magris certificó que la lectura y el libro se encuentran en un cambio de civilización.

Considero realmente cierta esta afirmación, pero más cierto es lo planteado en el artículo de nuestro blog titulado Bibliotecarios y usuarios: claves para el futuro de las bibliotecas, donde son los usuarios los que hacen que los bibliotecólogos que están frente a las diferentes bibliotecas se planteen cada día planes que respondan a esos cambios, es más deben ir delante de cada cambio para dar respuesta a esas necesidades actuales que manifiestan los  usuarios, donde no pueden quedarse sólo con las nuevas tecnologías, deben abarcar la variedad de estas necesidades y la realidad de esos cambios que suscitan también estrategias de seguridad. Miremos algunos planteamientos de esas realidades a las cuales bibliotecólogos y docentes se ven enfrentados.

La novelista Rosa Regás, quien fuera directora de la Biblioteca Nacional española del 2004 al 2007, se muestra totalmente escéptica: “Las bibliotecas irán cambiando paulatinamente, no habrá grandes cambios sino a medida que varíen las costumbres de los usuarios. Si estos se acostumbran a las pantallas, en las bibliotecas habrá también pantallas y posibilidades para descargar los materiales”.

El catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Santiago, Ramón Villares, vislumbra grandes vuelcos: “Lo digital y lo físico se combinarán durante un tiempo y las bibliotecas, tal y como las conocemos, no morirán. Por lo menos, en el corto plazo”.

El estadounidense Robert Darnton, que al mismo tiempo asesora a Google Books y dirige la biblioteca de Harvard parece dar la razón al profesor gallego.

El sociólogo canadiense Derrick de Kerckhove, discípulo de Marshall McLuhan, difiere, defiende la posibilidad de “situar el centro del mundo en casa”. El teórico de la “inteligencia conectiva” aplicada a Internet recuerda que en su país, cada persona está “siete horas al día ante una pantalla” “La memoria se encuentra fuera del individuo, en Google, en la Wikipedia”, explica, “y una biblioteca debe pensar en cómo funcionar en ese contexto híbrido electrónico”, por lo tanto es necesario preocuparse de lo material y lo digital, lo local y lo global, si la realidad objetiva es que los estudiantes cada vez usan menos la biblioteca, para De Kerckhove “hay razones palmarias: Ya tienen acceso directo a toda la información”.

El mismo sociólogo advierte que estudios recientes afirman la superioridad de la lectura en papel sobre la digital, por lo menos desde el punto de vista de ejercitar la memoria “leer un libro en pasta de celulosa hace trabajar la memoria un 20% más que hacerlo en digital”.

Nuestra biblioteca ha incursionado tímidamente en el formato digital mediante la compra de libros electrónicos y hoy contamos con  unos 62000 libros electrónicos. Las últimas compras las hemos realizado uno a uno sin poder disfrutar de la bondad del formato electrónico que es la de multiusuario. Aún mantenemos sin respuesta algunas de las inquietudes discutidas en las anteriores reflexiones, sin embargo seguimos ofreciendo a nuestros usuarios algunas de las ofertas del mercado, aunque sin tener un plan trazado o definido. Quisiéramos conocer las opiniones de nuestros lectores al respecto.

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general, Temas técnicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s