Carta a Steve Jobs


Por: Iván Alonso Alarcón

Estimado señor Jobs:

Cordial saludo dondequiera que se encuentre. Acabo de leer en el diario Portafolio un artículo escrito por el dueño de la marca Virgin Group Richard Branson –otro visionario y genio de los negocios con aspecto de rockero adulto y para nada aburrido empresarialmente hablando- refiriéndose a usted y su gran legado caracterizado por la innovación. Él resume “…sus ideas sobre cómo la gente debería interactuar con la tecnología lo llevaron a crear una compañía con una cultura que combinó la atención obsesiva en el diseño con una tecnología inventiva…” y tiene mucha razón, por eso la sensación mundial de ¡qué lástima! al unísono ocurrida el pasado 5 de octubre.

Yo le cuento que soy parte de esa población inmersa en la información, las tecnologías y el conocimiento a través de dispositivos, esos que son producto de sus brillantes ideas y con los cuales parte de los usuarios de la biblioteca en la que trabajo se apoyan para tener éxito académico. Sin embargo, yo le confieso que no soy un total chico Apple, no tengo un iphone, admito que sentí envidia al ver a alguien en su momento sincronizar su ipod con su imac y me resisto a comprar un ipad en navidad con la prima.

De todos estos avances, aplicaciones, diseños, estilos con esa marca de manzanita mundialmente reconocida le aseguro que usted será el hombre del año y en diciembre tendré razón porque en conclusión ¿Quién no se enamora de todo lo que hace y deshace el teléfono o la tableta Apple? Usted supo interpretar nuestras pasiones y dedicación por los objetos y como niños con juguete nuevo asumimos sus productos. ¡Nos encanta!

Y cuando digo ¡Nos encanta¡ es porque aunque no tengo el iphone, el ipad, y apenas estoy descubriendo el icloud, disfruto una de sus revoluciones desde 2005 cuando descargué e instalé en mi computador –un windows por desgracia- itunes relevando asi el winamp del mando de toda mi música y así tengo una mejor visualización y administración de colecciones multimedia con una interfaz sencilla y atractiva que me informa de mis listas y me saca contadores de mis canciones más escuchadas y hasta más.

Soy como niño curioso y feliz cuando en la oficina y en mi casa uso itunes para pasearme por las cientos de emisoras perfectamente categorizadas y reproducirlas a mi antojo para viajar por el mundo durante una jornada, me he acercado a la tienda en línea y aplaudí el negocio de ¡por fin! el catalogo de los Beatles.

Hasta le saco provecho académico y ahí existe un gran recurso para la formación,  es algo que se está desperdiciando, es cierto que de quienes tienen el ipad conectado a internet muy pocos navegarán por los portales de podcast que trae consigo itunes y especialmente itunes U en donde encontramos las mejores universidades del mundo y por temas que nos permite suscribirnos y descargarlos gratuitamente.

¡Ojo comunidad académica, científica y cultural!,  ahí pueden encontrar mucha información de su interés para aumentar los conocimientos, es más, existen hasta para el ocio ya que últimamente por factores externos tenemos más tiempo muerto que podemos aprovechar  learn anything, anytime, anywhere¡.

Ese es por lo tanto Sr Jobs mi agradecimiento a su muestra de innovación, una visión única y excepcional con la que usted no pensó solo en dinero y negocios sino en acercarse a la gente –y eso que no me extiendo con el tema de Pixar-.

Como otro más unido a la causa ¡lamento su partida!.

Sinceramente

IVAN ALONSO ALARCON

Chico itunes

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s