Leonard Cohen, Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2011 Poesía y música


Por: Carmen Ruiz

El poeta, novelista, músico y cantante Leonard Cohen fue galardonado el pasado 1 de junio con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en reconocimiento a sus canciones y a su obra literaria. El jurado destacó su capacidad para contar la vida como “una balada interminable y una obra literaria que ha influido en tres generaciones de todo el mundo a través de la creación de un imaginario sentimental en el que la poesía y la música se funden en un valor inalterable”.

 Al enterarme de la noticia recordé que fue mi hermano mayor quien me introdujo en la poesía de este canadiense de voz grave, casi solemne. Íbamos juntos en el coche, corría el año 1988 y había salido el álbum I’m your man, que él acababa de comprar. Metió la cinta en el radiocassette y empezó a sonar “Take this Waltz”: “Now in Vienna there’s ten pretty women/ There’s a shoulder where Death comes to cry (…)”. La letra es una adaptación del poema “Pequeño vals vienés”, de Federico García Lorca a quien Cohen admira; de hecho su hija se llama Lorca en honor al poeta granadino. En esa canción encontré el mismo grito de horror, la misma denuncia contra la deshumanización de la sociedad moderna que García Lorca había lanzado en su Poeta en Nueva York y que me había cautivado en clase de literatura.

 Desde entonces no he encontrado voces más lúcidas para contarme (para cantarme) las injusticias, el dolor de la guerra, el sinsentido de este mundo globalizado, el anhelo de una libertad real para todos, la complejidad de las relaciones amorosas, la belleza, el paso del tiempo…, para contarme en definitiva la vida, que las de estos poetas. Cantautores como Leonard Cohen y Bob Dylan en habla inglesa o, en nuestro idioma, como Silvio Rodríguez, Joan Manuel Serrat, Luis Eduardo Aute y Joaquín Sabina, y su reemplazo generacional en artistas como Andrés Calamaro o Ismael Serrano han compuesto la banda sonora de mi vida. Me han enseñado a nombrar los sentimientos. Escuchar sus canciones es entender y entenderse. Pues los poetas vislumbran lo que ninguna explicación racional alcanza a explicar. Iluminan la realidad, la nombran.

 En la poesía de estos magos de las palabras uno descubre la fuerza del lenguaje. Sus metáforas son audaces, sus comparaciones reveladoras, sus personificaciones desconcertantes, sus verbos elocuentes, sus adjetivos precisos… Es literatura en estado puro. Y como pasa con la buena literatura, leerles, escucharles, es vivir de más.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Interés general, Temas literarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s