Archivo diario: 6 octubre, 2010

OVA: Objeto Virtual de Aprendizaje


Por: Claudia Virginia Becerra Márquez

“Un objeto de aprendizaje es un conjunto de recursos digitales que puede ser utilizado en diversos contextos, con un propósito educativo y constituido por al menos tres componentes internos: contenidos, actividades de aprendizaje y elementos de contextualización. Además, el objeto de aprendizaje debe tener una estructura de información externa (metadato) para facilitar su almacenamiento, identificación y recuperación.”[i]

El  concepto de Ova es reciente surge en los años 90  como learning objects y se conocen también como objetos de enseñanza, pedagógicos o académicos que contienen información, han adquirido especial trascendencia e importancia en los últimos años ya que logra conectar los procesos educativos con las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC’s) .

Pueden ser estructurados o básicos y algunas de sus características son:

  • Reutilización
  • Educatividad
  • Interoperabilidad
  • Accesibilidad
  • Durabilidad
  • Independencia y autonomía
  • Generatividad 
  • Flexibilidad

La Universidad de La Sabana a través del CTA (Centro de Tecnologías para la Academia) está dándole un espacio a los Objetos Virtuales de Aprendizaje como apoyo a los procesos de docencia e  investigación. A lo largo de tres años ha participado activamente promocionando el trabajo con OVA’s en diferentes eventos y a través de publicaciones.

La Biblioteca te invita a conocer más acerca de los Objetos Virtuales de Aprendizaje, visitando los siguientes materiales educativos desarrollados por la Universidad y el CTA

El mundo de la creación

El señor Casas


[i] http://www.colombiaaprende.edu.co/html/directivos/1598/article-99543.html

Deja un comentario

Archivado bajo Temáticas

La elegancia del erizo de Muriel Barbery


Por: Carmen Ruiz

Título original: L’élégance du hérisson
Seix Barral. Barcelona (2007). 364 págs.
 

En el 2006, Muriel Barbery se convirtió en la revelación literaria de Francia gracias a la publicación de La elegancia del erizo, su segunda novela. La ternura y originalidad de la obra le valieron el Premio de los Libreros, el reconocimiento de la crítica y el cariño del público, que le situó en las listas de los libros más vendidos durante un año. La novela fue adaptada libremente al cine en 2008 bajo el título Le Hérisson (El erizo en español) y la dirección de  Mona Achache.

 Tanto éxito de ventas suele frenarme a la hora de leer un libro, creo que por eso había tardado tanto en leerlo. Pero las insistentes recomendaciones de amigos que habían disfrutado con su lectura, que se habían emocionado incluso, terminaron por hacerme ceder. Y no se equivocaban. Me lo he leído de un tirón. Debo advertir, pese a todo, que no creo que este libro vaya a gustar a todo el mundo. La autora, profesora de filosofía, realiza un análisis crítico, con un fino y peculiar sentido del humor (si han visto películas como La cena de los idiotas o Tanguy sabrán de lo que estoy hablando), ácido, despiadado a veces, de la sociedad actual, y más concretamente, de la burguesía francesa acomodada y supuestamente ilustrada. Aparentemente, podría entenderse que el mensaje que se nos quiere transmitir es el de que “la vida no tiene sentido”, pues eso afirman las protagonistas al comienzo de la novela, y tal vez algunos lectores se echen atrás ante semejantes afirmaciones…, pero si perseveran más allá de las primeras páginas descubrirán una historia conmovedora y positiva por debajo de ese barniz existencialista.

 La narración transcurre en el número 7 de la calle Grenelle, un inmueble burgués de París, donde nada es lo que parece. Renée, la portera, lleva mucho tiempo fingiendo ser una mujer común, pero pronto averiguaremos que su mayor pasión es la filosofía, la literatura, el cine, el arte, la música. Paloma tiene doce años, vive en el edificio, posee una inteligencia superdotada y rechaza el mundo de los adultos hasta el punto de que ha decido acometer una solución extrema. Ambas llevan una vida solitaria y ocultan un mundo interior de una riqueza extraordinaria, que pasa desapercibido ante los demás. En el caso de Paloma, sus padres y su hermana, los profesores y los compañeros del colegio; en el caso de Renée, los inquilinos del edificio que la ven como el arquetipo perfecto de la portera ignorante, poco refinada y arisca con los demás. De ahí el símil del erizo: llena de púas por fuera, pero refinada y elegante por dentro.

La llegada de un hombre misterioso, Kakuro Ozu, un japonés que acaba de mudarse al edificio, propiciará el encuentro de estas dos almas gemelas. El señor Ozu causa una gran impresión en Paloma e inmediatamente se da cuenta de que la portera no es lo que parece. Ambos piensan que Renée oculta algo y deciden descubrirlo. Esto producirá poco a poco un cambio tanto en Paloma, en su manera de ver las cosas, como en la propia Renée, que terminará despojándose de su coraza de púas… en un final duro pero esperanzador.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Temáticas