Las Bibliotecas Universitarias y el retorno de la inversión


Woman browse books on an unknown library.
Image via Wikipedia

Por Ricardo Vargas

En días pasados a través de la lista española de IWETEL, llegó a nuestras manos un artículo titulado: Estudio halla correlación entre inversión en biblioteca y obtención de subvenciones, traducido y comentado  brevemente por Tomás Baiget, editor de la revista El Profesional de la Información.Para consultar el documento, haga clic aquí, En  este artículo se mencionan los resultados de un estudio financiado por Elsevier, en el cual se muestran las estadísticas de ROI (retorno de la Inversión)  en diferentes Bibliotecas a lo largo del tiempo. Es muy apropiado para las bibliotecas de Estados Unidos y Europa, que invierten grandes sumas de dinero en la consecución de recursos de información digitales con distintos proveedores (Elsevier, Wiley.. etc..). A lo anterior sumamos la cultura de información y las competencias en el manejo de la misma que tienen los usuarios que consultan estas mismas bibliotecas, de ahí que sea importante esta clase de estudios, para demostrar su sostenibilidad financiera y que sean vistas como un elemento muy importante dentro del engranaje monetario que maneja una Universidad.  Sin embargo, en nuestro contexto latinoamericano, no es muy relevante dicho artículo, salvo pocas o quizá ninguna excepción, ya que se presentan varios factores:

  • Falta de cultura informacional (competencias).
  • Desinformación de los usuarios frente a los recursos de Biblioteca.
  • Desinterés de los usuarios en los recursos de la Biblioteca.
  • Centralización de los servicios de Biblioteca.

Explicación breve de cada una de estas problemáticas:

Falta de cultura informacional: los usuarios no tienen una cultura informacional definida, en otras palabras carecen de las competencias para el manejo adecuado de la información y de las tecnologías existentes para el acceso a la misma, debido a la falta de formación desde muy temprana edad (caso de alumnos de pregrado) o de una actualización de esas competencias (caso alumnos de posgrado y docentes que imparten cátedra) a todo esto se le suma, que solamente se piensa en el uso de la herramienta digital (computador, IPOD, Blackberry, etc.. pero no hay una verdadera estrategia de búsqueda y de selección de información.

En segundo  y tercer lugar, la desinformación de los usuarios con respecto a todos los servicios que ofrece la biblioteca es muy alta, debido en parte a la falta de interés de los mismos usuarios, ya que provienen de instituciones educativas (colegios) en las cuales la biblioteca no juega un papel fundamental dentro de su proceso de formación. A lo anterior le podemos sumar también que muchas bibliotecas no cuentan con los recursos para una promoción adecuada de sus servicios o que simplemente creen que con su página web tienen la promoción que necesitan.

En cuarto lugar, los servicios de biblioteca, se han centralizado siempre en su sede, dificultando de un modo u otro el acceso a los mismos, sobre todo a los investigadores y docentes, que en muchos casos no tienen el tiempo suficiente para acercarse al edificio y realizar sus consultas de información, es allí donde debemos copiar las cosas buenas de modelos de biblioteca universitaria europeos y norteamericanos, deberíamos tener servicios de referencia especializados en cada facultad o centro de investigaciones, en el cual el profesional de la información que allí atiende, se especialice en uno o varios temas y siempre esté a disposición de los usuarios cuando éstos lo requieran, en coordinación con la biblioteca central o general., de esta manera se cerraría una brecha muy importante que se ha ido ensanchando con el correr de los años y el avance de la tecnología.

Finalmente, si se hicieran un ROI en alguna de nuestras instituciones, se veria que se invierten muchos recursos, pero no se ve que esa inversión retorne a las arcas de las universidades, a lo anterior podemos sumar el punto de vista de los analistas financieros que colocan muchas trabas a la inversión en Biblioteca, por que casi nunca se ve  un retorno real por la inversión en recursos electrónicos (bases de datos, libros electrónicos, etc..);  por ello muchas instituciones han optado por ofrecer servicios alternativos: (cafeteria, venta de utiles escolares y elementos de oficina, venta de servicios especiales, etc..) para obtener una fuente de ingresos adicional y que sean tenidas en cuenta como un activo util de la institución y no un pasivo muy caro de mantener.

Enhanced by Zemanta

Deja un comentario

Archivado bajo Gestión de Servicio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s