Octavio Arizmendi Posada: Un humanista ejemplar


Por:  Felipe Contreras

Es casi imposible de creer que dos intelectuales divididos por sus creencias hayan sido amigos y a su vez hayan estudiado juntos. Me refiero a Octavio Arizmendi Posada y Gonzalo Arango, el primero de ellos un académico consagrado a sus ideales conservadores y seguidor del Opus Dei y de San Josemaría, su fundador,  el segundo seguidor del existencialismo de Nietzsche e iniciador del nadaísmo.

Es sorprendente cómo estos dos personajes después de mucho tiempo, tal vez desde que estudiaban Derecho, se encuentran y se tratan el uno al otro con tanto respeto, elogiándose mutuamente.

Gonzalo describe a Octavio Arizmendi con una sinceridad arrolladora. “Estudiante, doctor, Gobernador, en Arizmendi es admirable su humanidad, su sencillez. Lleva en las venas ese don antioqueño de la franqueza, una manera de ser rústica que no es incompatible con la cultura. Es espontaneo sin refinamientos, de facciones viriles, sólo una sonrisa candorosa delata su profunda espiritualidad”[1] y Arizmendi elogia a Arango como un gran poeta. En el capitulo El hombre y el gobernador vistos por un nadaista Gonzalo resume en estas pocas hojas de forma agradable y acertada la esencia de la personalidad de Arizmendi en 1974 cuando el doctor Octavio Arizmendi asumía la gobernación de Antioquia bajo el lema “Los antioqueños podemos más”.

No es de extrañar que esta frase haya sido escogida para su gestión, reúne las fortalezas del gobernador,  su emprendimiento  y las ganas inagotables de ayudar a su gente. Esta virtud es una de las más importantes entre las muchas que  Octavio Arizmendi Posada manifiesta a lo largo de su vida y de forma expresa en la Universidad de la Sabana. Se podría cambiar la frase así “Los Colombianos podemos más” claro está formando seres humanos desde la Academia y apoyando a la sociedad ya sea como estudiantes, profesionales, docentes o personal vinculado laboralmente a la Universidad. Este es uno de los legados que nos ha dejado Octavio Arizmendi Posada y como resalta el título del libro de Alfonso Forero Gutiérrez un humanista ejemplar.


[1] ARANGO, Gonzalo. Cromos. Bogotá. No. 2573 (13 de febrero de  1967)

Deja un comentario

Archivado bajo Temáticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s